Caballo-bomba destruye 25 casas

BOGOTA (AFP).- Un ‘caballo bomba’ explotó en la población de Cumbitara (900 km al suroeste de Bogotá), y destruyó al menos 25 viviendas y cinco automóviles, pero no provocó víctimas, informaron este martes la policía y autoridades civiles.

Los explosivos fueron camuflados entre la carga que llevaba el animal, que fue dejado abandonado a 30 metros de la estación de policía.

Ninguno de los uniformados, contra quienes se presume estaba dirigido el ataque, resultó herido aseguró un portavoz policial.

Eduardo Zúñiga, gobernador del departamento de Nariño (limítrofe con Ecuador), en donde se localiza Cumbitara, deploró y rechazó el atentado explosivo.

“Esto tiene que ver con la irracionalidad de la guerra y causa un gravísimo daño a la población civil”, dijo Zúñiga a periodistas.

Las autoridades no atribuyeron en principio la responsabilidad del atentado a algún grupo en particular, pero en la zona actúa un frente de la guerrilla izquierdista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El uso de animales para realizar atentados dinamiteros es común en Colombia, en donde los grupos guerrilleros han hecho uso de burros, e incluso tortugas, para tal fin.

El 1996, la explosión de un artefacto que había sido colocado en un burro provocó la muerte de ocho policías en Ovejas, población del departamento de Sucre, en la costa norte.

El pasado 28 de abril, una bomba colocada en una bicleta explotó en una barriada popular de Cali, tercera ciudad colombiana (suroeste) y provocó heridas a seis personas.