Cabello maltratado

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/73CB1818-EFA7-4E31-ACFD-2C8F1D9DA701.jpeg

¿Qué le pasa?
El cabello tiene que hacer frente a un número cada vez mayor de agresiones que lo debilitan y ponen en peligro su salud. 

Alopecía.  Afecta a una de cada 3 mujeres y  el 95% de los casos obedece a disfunciones hormonales relacionadas con una excesiva producción de andrógenos u hormonas masculinas. Factores como el estrés  y una dieta alta en azúcar y grasas pueden desencadenar en una caída del pelo, al estimular la producción de testosterona. Otros factores son: la anemia ferropénica, disfunciones de la tiroides, diabetes o una deficiencia de calcio. Es recomendable acudir al dermatólogo cuando aparezca el problema.

 Champú . Utilizar un champú con principios activos  que regulen las secreciones sebáceas y nutran el folículo piloso, que contengan  zinc, carnitine, té verde, aminoácidos, biotina. El uso de  compuestos que incluyan minoxidil es muy favorable, porque incrementa el tamaño del folículo y promueve el crecimiento del cabello.

  Debe evitar  las grasas saturadas  de origen animal como son los lácteos enteros, embutidos, carnes  grasas y  los dulces como  mermeladas, zumos concentrados, refrescos y chocolates además del  alcohol. Suplementos dietéticos: levadura de cerveza y aceite de onagra.

La caspa.  Es un trastorno cutáneo que se manifiesta  por el cúmulo excesivo de hojuelas o costras de piel muerta en el cuero cabelludo, este problema afecta a por lo menos un   50% de la población.

Aunque existe una predisposición genética a padecer caspa, los brotes dependen de factores climáticos, entre los cuales se citan los  cambios de estación y cambios psicológicos como el estrés y la ansiedad. Además,  los factores alimenticios,  como  las dietas ricas en productos excitantes. Su origen se encuentra en una alteración de las células del cuero cabelludo, que aceleran su proceso de renovación hasta duplicar la velocidad normal. Esto produce una descamación excesiva de la piel, acompañada de irritación y picazón.

Champú o loción.  Para combatir la caspa, use un champú o loción con principios activos como zinc piritiona, ketoconazol  y sulfuro de selenio. Si tiene caspa muy severa use algún tratamiento tópico a base de ácido salicílico o corticoides, que combaten la inflamación previa a la descamación.

Cuidados adecuados.  Lavarse el cabello a diario  o cada dos días, dependiendo la cantidad de grasa que tenga. Lo más recomendable es alternar un champú.

Las claves

1. Cuidados adecuados

 Lavarse el cabello a diario  o cada dos días, dependiendo la cantidad de grasa que tenga. Lo más recomendable es alternar un champú  tratante que controle el exceso de sebo con otro menos agresivo.

2. Masaje

El masaje para enjabonar la cabeza debe ser muy suave para no estimular la producción de sebo. Es conveniente dejar actuar el champú  5 minutos antes de enjuagarlo. Evitar en lo posible el uso de acondicionador. No abusar del cepillado, éste estimula las secreciones sebáceas.