Cable a la carta se hace realidad… fuera EE.UU

17_03_2016 HOY_JUEVES_170316_ Economía4 E

Lucas Shaw

Si uno quiere ver Disney Channel o Bet en los EE.UU., seguramente tendrá que contratar un plan de TV paga bastante caro, con cientos de canales que no le interesan en absoluto. Pero en otros países la situación está cambiando día tras día.

Empresas de entretenimiento lideradas por Viacom Inc., 21st Century Fox Inc. y Walt Disney Co. están avanzando en el resto del mundo con ofertas online que incluyen los contenidos más populares del cable, mientras los televidentes estadounidenses siguen atados a los servicios tradicionales de TV paga de Comcast Corp. o DirecTV.

Después de ver cómo Netflix Inc. ha logrado arrebatarles una parte considerable de su audiencia ofreciendo programas a la carta y en todo tipo de dispositivos, las grandes empresas de medios trabajan a toda prisa para evitar que ocurra lo mismo en otros países donde los operadores de TV paga no tienen tanto poder.

Se trata de una oportunidad de ofrecer películas y programas fuera de la oferta tradicional de cable y atraer a clientes que ven más la televisión a través de sus móviles o dispositivos portátiles.

“Una de las claves del éxito de Netflix fue dar acceso a los consumidores a través de tablets y dispositivos similares –eso es lo que quería la gente”, dijo Bob Bakish, máximo responsable ejecutivo de Viacom International Media Networks. “La TV paga tradicional ha tardado mucho en ofrecerlo”.

A diferencia de los Estados Unidos, donde el 84% de los hogares con TV tienen una suscripción por cable o satélite, en Asia, Latinoamérica y Europa la penetración es menor, por lo que las compañías de medios cuentan con una mayor libertad a la hora de atacar el mercado directamente sin desatar la ira de los operadores dominantes de TV paga.

Además, los nuevos servicios podrían servir de referencia para iniciativas similares en EE.UU.

La empresa Viacom, con sede en Nueva York, está buscando acuerdos con operadores móviles para ofrecer canales como MTV y Nickelodeon a los usuarios de teléfonos inteligentes, señala Bakish. También se está planteando acceder directamente a los consumidores a través de redes que por el momento sólo existen en Estados Unidos, como TV Land.

Pero Viacom no está sola en este mercado. Los telespectadores británicos pueden suscribirse por 10 libras al mes (US$14,30) a DisneyLife, un servicio de la mayor empresa de entretenimiento del mundo que se ofrece exclusivamente a través de la web e incluye películas, programas de televisión y música.

El mes pasado, NBCUniversal de Comcast Corp. empezó a comercializar en el Reino Unido, Irlanda y Australia Hayu, un servicio de telerrealidad distribuido a través de la web.

Los clientes pagan entre US$4,50 y US$5,50 al mes, dependiendo del país, para ver programas como “Top Chef” o “Keeping Up with the Kardashians”. Noggin, el canal infantil de Viacom, está disponible a través de internet en Latinoamérica.

“La gente está pasando mucho tiempo fuera de casa y necesita poder acceder a contenidos en directo desde cualquier lugar”, dijo Carlos Martínez, presidente de Fox Networks Group Latinoamérica. “Quieren movilidad y accesibilidad”. Pero Fox no está saltándose del todo a los operadores de TV paga. Algunos canales, como BET y TV Land, no cuentan con una amplia distribución a nivel internacional.