Cacaotaleros perciben Mejía no está de acuerdo

Productores de cacao de las diferentes zonas donde se produce este cultivo, expresaron que tienen la percepción de que el Presidente Hipólito Mejía no está de acuerdo con el recargo del 5 por ciento y que esa medida están tratando de imponerla burócratas que sirven al gobierno.

Los productores basaron su percepción en que en una visita que hicieron alrededor de 300 productores al presidente Mejía en el Palacio Nacional, el jefe de Estado les expresó que por el salón en que se encontraban han pasado una gran cantidad de burócratas que no tienen compasión por ellos y que ni siquiera conocen una mata de cacao.

Consideraron que la persistencia en imponer un recargo del 5 por ciento que afectaría a las exportaciones de cacao, parece indicar que algunos burócratas van a seguir apretando la soga hasta que los productores abandonen las fincas y vayan a los barrios de las ciudades a quemar gomas y tirar piedras.

No obstante, plantearon que la cacaocultura está protegida por un grupo de hombres de edad avanzada a los cuales ya no les luce hacer ese tipo de cosas.

Advirtieron que la aplicación del recargo del 5 por ciento sería muy perjudicial para los productores de cacao, que todavía no se han recuperado de los bajos precios que en el pasado tuvieron y de los daños provocados por el ciclón George.

Los productores que se expresaron en estos términos, al participar en el encuentro económico de Hoy, son José Amable Sánchez, Santos Porfirio Lima,Silvio Upia Bonet, Gerónimo Hierro López,José Heredia y Fausto Burgos.

Rechazaron que los productores de cacao tengan beneficios extraordinarios y que lo que en realidad “tienen es un saco lleno de problemas: el obrero que trabaja pro 100 pesos, está cobrando entre 200 y 250 pesos, y hay que rogarle para que trabaje, y van a la finca un día y otro no.

Explicaron que todos los gastos de las familias de los productores de cacao depende de lo que les deja el cultivo, incluyendo alimentación, educación, la salud.

Consideraron que es muy fuerte el golpe que reciben cada vez que le tumban cinco o diez pesos al quintal del cacao.

Expresaron que “algunos economistas no lo sienten, pero el productor sí”.

Consideraron que muchos de los que promueven iniciativas impositivas como el recargo del 5 por ciento, no conocen el ciclo del cultivo del cacao.

Explicaron que el cacao que sembraron después del ciclón George, para rehabilitar las plantaciones diezmadas, todavía no está en producción.

Explicaron que este cultivo se lleva un largo tiempo, durante el los productores sólo tienen costos. “Es machete, limpieza, abono”, agregaron.

Expresaron que esa son de las cosas que los gobiernos y los economistas tienen que ver.

Afirmaron que reponer un plantación de cacao hasta ponerla a producir se toma cuatro años, y sólo a los siete años está en producción plena, y alcanza su mayor producción cuando tiene de 12 a 15 años. Luego se estabiliza la producción y comienza a descender a los 60 años.