¡CAE LUCIO GUTIERREZ!
El vice Alfredo Palacio asume la presidencia

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/5058FDD6-CCBB-4A09-84C3-34A0B8DF1208.jpeg

QUITO, (AFP) – El presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, fue destituido este miércoles por el Congreso, que posesionó en su lugar al vicepresidente Alfredo Palacio, un cardiólogo de 66 años, tras una crisis agudizada por un creciente descontento popular y el retiro del apoyo de las Fuerzas Armadas al mandatario.

Ya en la noche, Palacio apareció ante la prensa en el ministerio de Defensa, flanqueado por la cúpula de las Fuerzas Armadas, entre ellos el vicealmirante Víctor Hugo Rosero, jefe del comando conjunto.

Acompañado de los líderes militares, el nuevo presidente dijo que gobernará con el pueblo y para el pueblo y sentenció: “soy la única esperanza” que tiene la nación.

“No soy un político”, manifestó una y otra vez Palacio, que advirtió que no se dejará “manosear”, a la vez que reclamó tiempo para poner en orden al gobierno y poder desarrollar su programa en el Ejecutivo.

Interrogado sobre si disolverá el Congreso, como lo han planteado algunos sectores, Palacio se declaró demócrata y anotó que “jamás romperá la Constitución”.

En medio de violentos disturbios que dejaron dos muertos desde el martes, Gutiérrez abandonó el palacio presidencial y en horas de la noche se confirmó que se encontraba en la embajada de Brasil en Quito, país que tomó la decisión de concederle asilo diplomático.

Previamente había intentado salir de la ciudad desde el aeropuerto internacional de Quito, pero manifestantes se lo impidieron. Incluso la fiscal general interina, Cecilia de Armas, señaló que se había refugiado en la base militar de La Balbina, en las afueras de Quito.

El parlamento unicameral sesionó excepcionalmente en la sede del Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), en el norte de Quito, y cesó a Gutiérrez con el voto de 60 de los 62 legisladores presentes. El Congreso tiene en total 100 curules.

El gobierno, a través del ministro de Gobierno, Oscar Ayerve, señaló que no aceptaba esta decisión, pero casi de inmediato las fuerzas militares retiraron el apoyo al mandatario, sellando así su suerte, y anunciaron su “respeto a la sucesión presidencial”.

Una vez se anunció el retiro del apoyo de los militares, los soldados en las calles comenzaron a replegarse y abandonaron sus puestos de vigilancia en los lugares claves, incluyendo el Palacio de Carondelet, el cual abandonó Gutiérrez en un helicóptero del ejército a las 14H32 locales (19H32 GMT).

La fiscal de Armas presentó cargos contra el ex mandatario por “delito flagrante de ordenar a la policía y los militares salir a reprimir a los manifestantes”.

El cargo se basa en la represión contra los manifestantes que salieron a exigir la renuncia de Gutiérrez, con saldo de dos muertos (un fotógrafo chileno, víctima de los gases, y una mujer atropellada por un vehículo), 143 asfixiados y 54 contusos, según la Cruz Roja.

El parlamentario opositor Ramiro Rivera dijo que el abandono del cargo de Gutiérrez fue declarado porque “ha desconocido la Constitución” y ha intervenido en otros poderes del Estado, sin respetar su independencia.

Menos de una hora después de la destitución de Gutiérrez, Palacio llegó a Ciespal y fue juramentado por la vicepresidenta del Congreso, Cinthya Viteri. Palacio recibió un sonoro aplauso de los legisladores presentes cuando dijo: “ha terminado la dictadura”.

“Hoy ha terminado la prepotencia y el miedo. Hoy se refunda la República en donde los caminos florezcan y reine la dignidad y la esperanza”, señaló el nuevo presidente, quien fue elegido vicepresidente de Gutiérrez el 24 de noviembre de 2002, por un período de cuatro años.

Desde el comienzo del mandato, Gutiérrez y Palacio estaban distanciados, hasta el punto de que éste último pidió reiteradamente la salida del primero, lo que ocurrió hoy.

El revolcón en Ecuador se había iniciado con la destitución al mediodía del presidente del Congreso, el oficialista Omar Quintana, del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE, populista), principal aliado de Gutiérrez.

Durante la jornada, hubo saqueos y en la noche cientos de manifestantes pedían también la salida de los 100 miembros del Congreso y que Palacio convoque a elecciones anticipadas.