CAF analiza en RD nuevas políticas para un futuro más igualitario

CAF analiza en RD nuevas políticas para un futuro más igualitario

El Reporte de Economía y Desarrollo 2022 (RED 2022) plantea que la alta desigualdad en la región tiene raíces muy profundas, que la han transformado en un fenómeno heredado de generación en generación.

La presentación del reporte en República Dominicana destaca que el problema de la desigualdad es muy profundo y se manifiesta en múltiples dimensiones de bienestar de las personas.

El informe de CAF -banco de desarrollo de América Latina y el Caribe- titulado «Desigualdades heredadas: El rol de las habilidades, el empleo y la riqueza en las oportunidades de las nuevas generaciones», muestra que existen múltiples factores que hacen que la desigualdad se reproduzca de generación en generación, algo que impacta en los niveles de bienestar de toda la población. Esto se debe a que las oportunidades de vida están marcadas por el origen socioeconómico familiar, y eso condiciona el acceso a buenos empleos, educación, ahorro y generación de riqueza.

En cuanto a la situación en República Dominicana, hace dos décadas existía una desigualdad de ingresos similar a la del promedio América Latina y el Caribe. A partir de inicios del año 2000, el país logró sostener una reducción en la desigualdad, a diferencia de lo que sucedió en el resto de la región.

El evento del RED 2022 en República Dominicana contó con las palabras de apertura del ministro de Hacienda de República Dominicana, Jochi Vicente; y el gerente corporativo Países de CAF, Emilio Uquillas Freire.

Durante su alocución, el ministro Vicente destacó que América Latina y el Caribe deben transitar hacia una cultura de igualdad, lo que permitirá mayores oportunidades para cerrar brechas sociales y económicas de la región y avanzar en términos fiscales y tributarios.

Explicó que la disparidad social puede tener múltiples implicaciones macroeconómicas, incidiendo de forma directa en la carga fiscal y la estructura tributaria de los países.

“La prevalencia del trabajo informal y de bajos salarios en el sector formal reduce a un pequeño segmento la base demográfica disponible para la aplicación y el cobro de impuestos directos, al tiempo que induce distorsiones a la estructura impositiva al obligar al fisco a descansar su capacidad recaudatoria en los impuestos al consumo, con lo cual induce mayor desigualdad”, agregó el funcionario.

“En CAF tenemos una estrategia en permanente innovación enfocada en incentivar el crecimiento verde, inclusivo y sostenible. Esto está apoyado con instrumentos financieros y con productos de conocimiento como el RED, un informe que año a año propone herramientas para superar obstáculos de política pública en temas clave del desarrollo de los países de la región”, explicó Emilio Uquillas durante la apertura de la presentación.

En materia educativa, la expansión en la cobertura se viene dando con fuerza en el nivel primario; en el nivel secundario también hay progresos que se vienen sosteniendo en el tiempo, aunque todavía lejos de la universalidad. La cobertura es mucho más moderada en el nivel universitario. En el contexto de esta expansión educativa, el porcentaje de personas nacidas en la década del 80 que logró superar el nivel educativo de sus padres es de solo 5 de cada 10, ubicando a República Dominicana por debajo del promedio de la región.

Durante la presentación del RED la economista principal de CAF y coautora de la presentación, Dolores de la Mata, explicó que “en República Dominicana entre los nacidos en 1980 las posibilidades de completar la educación superior alrededor de sus 24-25 años era de casi 50% para los hijos de padres universitarios; sin embargo, solo del 13% para hijos de padres no universitarios”.

Las disparidades también alcanzan a las oportunidades laborales. En República Dominicana las posibilidades de tener una ocupación de alta complejidad, la cual ofrece mejores salarios en promedio, es tres veces más alta para hijos de padres que tenían ocupaciones de estas mismas características que para hijos de padres en ocupaciones de baja complejidad y remuneración.

Pese a que estas brechas son muy amplias en República Dominicana, son algo más bajas que en el resto de la región. 

Luego de la presentación del RED 2022, siguió un panel integrado por el viceministro de Planificación e Inversión Pública del Ministerio de Economía de República Dominicana, Luis Madera; el director del Instituto de Investigación Social para el Desarrollo (IDS), Carlos Morel; la investigadora de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes y CEDE, Catherine Rodríguez; y moderado por el director de Investigaciones Socioeconómicas de CAF, Ernesto Schargrodsky.

República Dominicana tiene importantes oportunidades y retos para seguir mejorando en los tres canales que el RED 2022 propone para deshacer las desigualdades heredadas. La promoción de más y mejores oportunidades en todos los niveles educativos, el cierre de brechas étnico-raciales educativas pero también laborales, y la ampliación de la inclusión financiera para alcanzar a poblaciones que hoy se encuentran fuera de los canales formales de ahorro son espacios de trabajo que pueden seguir reforzándose para asegurar un mejor futuro a los jóvenes.