Caída de precios crudo podría ser tan grave como la de 1986

24_07_2015 HOY_VIERNES_240715_ Economía4 E

Los analistas de Morgan Stanley consideran que la actual debacle en los precios del crudo podría ser tan grave como la de 1986, considerada la peor recesión para el oro negro de los últimos 45 años. Sin embargo, en su último informe, el equipo de materias primas del banco estadounidense dice haber sido “demasiado optimista”, ya que sus cálculos indican que la actual crisis del petróleo será peor aún que la de hace casi tres décadas.

Hasta ahora, Morgan Stanley esperaba que la producción se moderase dados los recortes en inversiones de capital y la caída en los pozos operativos. Además descontaba que la caída en los precios aumentaría la demanda en productos petroleros. Para sus analistas, la inversión de capital se reduciría dramáticamente, como ocurrió en 1986, mientras la valuación de las compañías petroleras, con respecto a sus dividendos y el valor de sus libros debería haber tocado mínimos de los últimos 35 años.

De esta lista de hechos, casi todos se han materializado a excepción de la producción, que se ha visto afectada por el continuo bombeo de la OPEP, que ha añadido 1,5 millones de barriles diarios desde febrero.

“Nuestra trayectoria actual indica que esta crisis de precios podría ser peor a la de 1986, ya que 1,5 millones de barriles diarios supone casi un año de crecimiento en la demanda de petróleo”, aseguran desde Morgan Stanley, incidiendo en que si estos niveles se mantienen “el reequilibrio en los mercados de crudo podría retrasarse también otro año”.

El analista de materias primas de Morgan Stanley, Adam Longson, sostiene que el mercado del petróleo cuenta con un exceso de oferta de alrededor de 800.000 barriles diarios. Longston sugiere que este exceso se debe totalmente al aumento de la producción de la OPEP.

Los expertos del banco esperaban que la OPEP no rebajara su producción pero no contaban con un aumento tan agudo de la misma.

De ahí que esta sea la razón principal por la que el reequilibrio de los mercados del petróleo aún no ha cobrado impulso.

Si los precios del petróleo siguen el camino sugerido por Morgan Stanley y se mantienen dentro del rango de los niveles observados en los últimos dos o tres meses, “esta recesión sería más grave que en 1986”, reiteran desde el banco estadounidense. “La crisis actual podría ser la peor de los últimos 45 años”, apuntan.