Calidad a afectados sismo

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/D086D8DB-00E8-4903-9123-90520B149DFC.jpeg

En un ambiente higiénico, con  servicios de salud garantizados, así como  alimentación adecuada se encuentran los 17 haitianos acogidos por el artista Rubby Pérez, en la casa marcada con el número 272, en la calle Octavio Mejía Ricart, en el sector Alma Rosa, de Santo Domingo Este.

Los haitianos, que fueron llevados a esta casa desde el hospital Darío Contreras donde habían sido dados de alta,  deambulaban por los pasillos porque no  donde ir.

Como se sabe estas personas fueron llevadas al hospital desde Puerto Príncipe, en delicado estado de salud, luego del terremoto de 7.3 grados en la escala de Richter que devastó a Puerto Príncipe el pasado martes,  por tanto, están  sin familia en el país.

De ahí que la administración de la vivienda dispuso de un letrero en el que establece un horario de visitas, de 3:30  a 5:00 de la tarde, para que los haitianos residentes en el país acudan al lugar a ver si algunos de los internos son parientes.

Luego del grito del director del Darío Contreras, en el sentido de que el centro estaba a punto de explotar por la gran cantidad de haitianos que permanecían en recinto, a pesar de haber sido  curados, el cantante Rubby  Pérez respondió ubicando la casa de la señora Belkis Batista, a unas cuantas cuadras del hospital.

A partir de segundo día de estar en el nuevo hogar, a los damnificados no les ha faltado comida, agua, medicamentos y vestidos, ya que hasta ese lugar han ido los dominicanos a llevar ayuda.

Belkis Batista, propietaria de la vivienda, no se conformó con ceder el techo, sino que además está involucrada en las labores de atención a los damnificados.

Voluntarios

Entre los voluntarios figuran médicos, incluyendo  especialistas, enfermeras, sicólogos, entre otros, y para que no quede dudas ayer había un equipo de  Casa Abierta el cual acudió para hacer un levantamiento y ofrecer sus servicios  sicológicos.

Ayer fue notoria la cantidad de ropa que fue llevada al lugar, así como  agua potable, pero sobre todo, de voluntarios para cocinarle y  médicos para asistirlos.

Cinco doctoras especialistas en medicina familiar de la región Cero de Salud Pública llegaron al lugar, pero fueron despachadas porque en ese momento había varios profesionales de la medicina asistiendo a los afectados.

“De todos modo dejamos nuestros teléfonos para que nos llamen en caso de que sea necesario”, respondió Carmen Betances, quien encabezaba el grupo de especialistas que acudió al lugar dispuestas a darlo todo por los necesitados haitianos.

Las claves

1. Buena acogida

Muy buena acogida han recibido los pacientes haitianos dados de alta del  Darío Contreras, que se habían convertido en un obstáculo para el desenvolvimiento del centro.

2. Los servicios

Los damnificados  recibían ayer todos los servicios indispensables, como alimentación y salud, así como terapias psicológica por parte de especialistas que se han ofrecidos para esa causa.

 3. La casa

La casa fue prestada por  Belkis Batista, quien además fue vista fajada colaborando en la cocina y otros menesteres.

Zoom

Vuelven a hospital

Tres de las personas que fueron acogidas en la casa fueron devueltos al hospital, debido a que su estado de salud requería una atención especial, de ahí que ayer solo quedaban 13 pacientes.

La incertidumbre

La incertidumbre es hasta cuando estarán estos damnificados en ese lugar, ya que en Puerto Príncipe no tienen casa y ni siquiera el Gobierno cuenta con un asentamiento.

Pintas de sangre

El presidente Dominicano de los Derechos Humanos, Virgilio Almánzar, informó que en la región Este miembros de esa entidad había obtenido 300 pintas de sangre para ser donada a los haitianos que  necesiten en los hospitales.

 Casa Abierta

Mientras  un equipo  de especialistas en terapia sicológica de de la institución no gubernamental  Casa Abierta   se ofreció  para  ayudar a los damnificados.