Calidad en los servicios de salud

PACIENTE

La calidad en la atención sanitaria se define como la provisión de servicios accesibles y equitativos, con un nivel profesional óptimo, que tiene en cuenta los recursos disponibles y logra la adhesión y satisfacción del paciente. Esta definición incluye dimensiones incuestionables en cualquier sistema de calidad como son: calidad científico-técnica, satisfacción y accesibilidad.
Además, para tener una sala de emergencia que funcione adecuadamente se debe contar con un sistema de gestión de calidad donde se precisen indicadores que se puedan medir de manera rutinaria y permitan mejorar la atención que se ofrece.
Recordar que son quejas frecuentes de la sala las relacionadas a tiempos de espera prolongados, clasificación inadecuada de pacientes, poca comunicación entre médico y paciente así como salida de pacientes que no debieron egresarse por no identificar tempranamente signos o síntomas de alarma.
En nuestro hospital, este sistema de gestión plantea la medición de indicadores en los tres momentos principales de la atención:
A) Para medir oportunidad y acceso:
1. Tiempo de espera por los pacientes en sala de emergencia.
2. Tiempo de realización de electrocardiograma.
B) Para medir capacidad resolutiva y mayor precisión diagnóstica terapéutica:
3. Reingreso de pacientes en menos de 72 horas/ Tasa de retorno.
4. Mortalidad ajustada por riesgo.

C) Para medir la continuidad y seguimiento de nuestros pacientes:

5. Pacientes referidos a otros centros.
6. Pacientes que abandonan la sala de emergencia sin ser vistos.
Hoy en día es necesario contar con un sistema de gestión en las áreas médicas, pues logramos conocer nuestras fortalezas y debilidades como centro de atención y servicios, ya que lo que no se mide, no puede mejorarse.