Califican “ciegas” juezas SFM

POR ODALIS MEJIA
El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) calificó como “ciegas” a las magistradas del tribunal colegiado de San Francisco de Macorís que descargaron a los acusados de introducir el rockash al país, porque “no vieron” la violación de 61 aspectos de la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

A través de su secretaría de Medio Ambiente, el PLD consideró como un dislate judicial el descargo de René Ledesma y Arsenio Borges, ex subsecretario de Medio Ambiente y ex director de la Autoridad Portuaria Dominicana, respectivamente, responsables de traer y depositar 50,000 toneladas en la bahía de Samaná. Al deplorar la acción del tribunal, el PLD solicitó al secretario de Medio Ambiente y el procurador general de la República para que inicien un proceso de apelación, a fin de que la sentencia sea revisada con la esperanza de que se revoque la decisión adoptada en el principio.

El pasado viernes las juezas Saturnina Rojas Hiciano, Wendy Valdez  e Indira Paulino descargaron a los ex funcionarios, luego que el Ministerio Público solicitara un año y tres meses de prisión para cada uno, así como sendas indemnizaciones para reparar los daños ocasionados por el material traído al país y que tal como está, a cielo abierto, representa peligro para la salud y el medio ambiente.

“Las juezas ignoraron la propia ley 64-00, en su artículo 187 que considera circunstancia agravante en delitos ambientales a los funcionarios del Estado que ordenen, permitan, insinúen o autoricen a sus subalternos o a particulares, aún sea verbalmente, la ejecución de acciones u omisiones que violen la presente ley y otras relacionadas, perjudicando así el patrimonio natural de la  nación o la salud de los seres humanos”, expresó el PLD mediante una comunicación. Recientemente la Secretaría de Medio Ambiente con la colaboración de la empresa Cemex iniciaron la destrucción térmica del rockash en los hornos de esa cementera para convertirlo en klinquer. Sólo para su traslado la entidad oficial invertiría cerca de un millón de dólares, mientras que el reciclaje por parte de Cemex será gratis.

El Estado  dominicano tiene una demanda por US$80 millones en  Estados Unidos contra la empresa AES de Puerto Rico, generadora del rockash traído entre 2003 y 2004 y depositado en Montecristi y Samaná.