Calor asfixia Europa

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/2FE1F162-994A-4834-8F76-BF6808B63C44.jpeg

PARIS, (AFP) – Una parte de Europa seguía asfixiada este sábado por una ola de calor que ya ha provocado 31 muertos, 22 de ellos en Francia, donde el gobierno pidió a los medios de comunicación que difundan anuncios para informar a la población sobre cómo protegerse de las altas temperaturas.

El ministro francés de Sanidad, Xavier Bertrand, advirtió que la “canícula durará”, por lo que pidió “una movilización” del Estado, familias, asociaciones, colectivos y comerciantes para combatir sus efectos.

Bertrand señaló que la “prioridad de las prioridades” es “la lucha contra el aislamiento”, en referencia al verano (boreal) de 2003, cuando se registraron  unos 15.000 muertos a causa de una excepcional ola de calor en Francia que afectó, sobre todo, a las personas ancianas y solas y que provocó duras críticas contra el sistema sanitario y las autoridades.

En el caso de los 22 muertos de los últimos días debido a la actual canícula, diez de los fallecidos eran ancianos de entre 80 y 94 años, cuatro eran obreros que perecieron en sus lugares de trabajo y otro un bebé de 15 meses, informaron las autoridades.

El este del país y la región de París son las zonas más afectadas por las altas temperaturas, que alcanzan los 39 grados.

Asimismo, unas 300 personas fueron evacuadas el viernes de un centro náutico de Moselle (este) tras la aparición de una brecha en el techo debida a la dilatación de los materiales de construcción por el calor.

Además de Francia, Austria, en el centro del viejo continente, es otro de los países más afectados por el fuerte calor.

Un camionero alemán murió el viernes en la localidad austríaca de Linz (centro) cuando se encontraba en la cabina de su vehículo a causa de un ataque cardíaco provocado por el calor, informaron los servicios de socorro que lo atendieron.

En España, seis provincias estaban este sábado en estado de alerta debido al calor, que el viernes causó la muerte de tres personas, con las que el número de fallecidos asciende a seis desde el comienzo de la canícula.

Los termómetros marcaron 40 grados Celsius en las regiones de Alicante, Valencia y Murcia (costa este mediterránea), mientras que en Málaga (sur) se registraron 37 grados, temperaturas que son normales en verano en el centro-sur y en las costas surorientales de España.

En Italia, uno de los países más afectados por el calor y la sequía, los servicios de protección civil pusieron en marcha una “alerta gran calor” de nivel 3, el más alto, en la región central de Umbria, que durará sábado, domingo y lunes.

La región de Liguria, en el noroeste del país, se encuentra ya desde el miércoles bajo el mismo tipo de alerta máxima, mientras que el asfixiante calor también ha alertado a los servicios de protección civil de Milán, Turín, Bolonia (norte) y Roma (centro).

La única nota discordante la ofreció este sábado Bélgica, donde las temperaturas disminuyeron hasta los 20-27 grados debido a una perturbación borrascosa.

A los belgas, sin embargo, la alegría por el inesperado ‘fresquito’ les durará poco, pues el domingo se espera una nueva subida de temperaturas hasta los 31 grados.