Calor mata 40 en Europa

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/B0621E82-4414-46E8-B478-85D596EA3E5B.jpeg

PARIS (AFP).- Una parte de Europa entró ayer, lunes, en su tercera semana de una ola de calor que ya ha dejado unos 40 muertos y ha reavivado el espectro de las altas temperaturas registradas en 2003, que provocaron la muerte de 30.000 personas en el Viejo Continente.

Casi la mitad de las regiones de Francia estaban en “vigilancia naranja”, después de que el calor sofocante provocara la muerte de al menos “una treintena” de personas, según un comunicado de las autoridades francesas.

Está previsto que las temperaturas ronden los 37-38_C el martes y el miércoles en el sudeste y el sudoeste de Francia.

El ministro francés de Sanidad, Xavier Bertrand, advirtió que la “canícula durará”, por lo que pidió “una movilización” del Estado, familias, asociaciones, colectivos y comerciantes para combatir sus efectos.

Las autoridades francesas actuaron rápidamente para evitar que este año el calor provoque una ola de muertos, como en el verano boreal de 2003, cuando se registraron unas 15.000 personas fallecidas a causa del calor en Francia que afectó, sobre todo, a las personas ancianas y solas, y que provocó duras críticas contra el sistema sanitario y las autoridades.

El Gobierno francés ha autorizado excepcionalmente a las centrales nucleares de la empresa de electricidad francesa EDF a que vierta aguas más cálidas en los ríos, como en 2003, para evitar el corte del suministro por la creciente demanda.

En España, donde el termómetro se instaló en los 40_C este fin de semana, un albañil de 54 años murió el sábado en la isla de Menorca, en las Baleares, por el calor.

Con este fallecimiento se elevan a siete las víctimas por golpes de calor en lo que va de verano en España, en un fin de semana en que seis comunidades autónomas estaban en alerta por las altas temperaturas.

El Gobierno español puso en marcha un plan preventivo, en vigor hasta el primero de octubre, dirigido a los cuatro millones de personas consideradas vulnerables.

En Alemania, las temperaturas oscilaban el lunes sobre los 30_C, y sólo la costa norte del país disfrutaba de una temperatura más llevadera (entre 23 y 28_C).

Una de las dos pistas del aeropuerto de Hanover, al norte, tuvo que ser cerrada a causa de los desperfectos causados por el calor.

En Italia la lluvia del fin de semana dejó paso al intenso calor en el centro y el norte del país, provocando la muerte de una mujer de 32 años el domingo.

La sequía en el norte del país “es una de las peores de los últimos 30 años”, según uno de los principales sindicatos agrícolas, la Coldiretti.

Cientos de hectáreas de cultivos resultaron destruidas en el norte a causa de la sequía, y los daños rondan los 1.000 millones de euros, anunció el lunes la Confederación Italiana de Agricultores (CIA).

También en Polonia el calor está afectando a los agricultores. Las autoridades prevén un descenso del 20% de la cosecha de cereales a causa de la sequía, una situación calificada de “dramática”.

   El calor seguirá presente igualmente en Austria, Hungría, Holanda y Gran Bretaña, que vio cómo el termómetro descendía levemente el lunes, hasta los 29_C, respecto a los 36,5_C registrados el miércoles en Wisley, en el sudeste de Inglaterra.

Emergencia en California

SAN FRANCISCO (AP).- Las compañías de electricidad trabajaban ayer, lunes, para restaurar la luz a clientes del estado de California, mientras una ola de calor con temperaturas récord amenazaba con generar un estado de emergencia en el estado.

Los expertos vaticinaban que las temperaturas superarían nuevamente los 38 grados y la demanda de electricidad podría llegar a niveles históricos. Algunas empresas aceptaron apagones voluntarios, en los que aceptan recortar el consumo a cambio de rebajas tarifarias, de acuerdo con el Operador Independiente del Sistema (ISO, por su nombre en inglés), el organismo que administra el tendido eléctrico del estado.

   Pero los apagones podrían ser involuntarios si los clientes no conservan electricidad, expresó el portavoz del ISO, Gregg Fishman.

   “Es muy importante que la gente conserve electricidad’’, expresó Fishman.

   Los pronósticos del lunes indicaban que las temperaturas alcanzarían los 44 grados en las áreas del norte y centro de California.

   Los meteorólogos no esperaban que las condiciones climáticas se aliviaran hasta por lo menos mediados de semana.

   El elevado uso de la electricidad por los aparatos de aire acondicionado provocó apagones en todo el estado durante el fin de semana.

   El lunes temprano, unos 100.000 clientes del norte y del centro de California carecían de suministro eléctrico, al igual que unos 44.000 del sur del estado. Durante el fin de semana, los afectados fueron unos 80.000 clientes.

   Más de 100 pacientes de un centro médico fueron evacuados el domingo, después que el termómetro superó los 46 grados y el sistema de aire acondicionado se rompió.

   Un paciente murió y otro estaba en estado grave, dijo el portavoz policial Pete Smith.

   En Modesto, otro paciente de un centro médico falleció el sábado después de un problema coronario causado por el calor tras ser internado con 41 grados de temperatura, dijeron funcionarios hospitalarios.

   En Arizona, se cree que la ola de calor causó la muerte de dos hombre en Phoenix en el fin de semana.