Cámara baja EU aprueba sanciones a venezolanos

Este miércoles hubo manifestaciones contra el gobierno en San Cristóbal, Táchira, Venezuela

Washington. EFE. El pleno de la Cámara de Representantes de EE.UU. votó ayer a favor de un proyecto de ley para sancionar a funcionarios del Gobierno venezolano que estén vinculados con la violación de derechos humanos durante las protestas que vive el país desde febrero, informaron fuentes parlamentarias.

El proyecto de ley, una propuesta encabezada por la legisladora cubanoestadounidense Ileana Ros-Lehtinen, prohibiría la entrada a territorio estadounidense y congelaría los activos en Estados Unidos a una serie de individuos supuestamente relacionados con actos de represión durante las manifestaciones estudiantiles en Venezuela.

“Estamos aquí para condenar los abusos contra los derechos humanos que se están produciendo en Venezuela y terminar la crisis de su pueblo”, dijo la legisladora ante sus colegas. Los legisladores aprobaron el texto a viva voz y no tuvo objeciones. El Senado cuenta con su propio proyecto de ley al respecto, liderado por el senador demócrata Robert Menéndez y el republicano Marco Rubio, el cual ya obtuvo el beneplácito del Comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta, y deberá ser votado ahora por el pleno.

En caso de que el texto de los senadores también sea aprobado, deberá ser armonizado con la propuesta de la Cámara de Representantes, y si se llega a un texto único solo necesitaría la firma del presidente estadounidense, Barack Obama, para que entre en vigor.

Sin embargo, la Administración estadounidense se ha mostrado reticente a inmiscuirse en la solución de la crisis venezolana, sobre todo desde que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se ofreció a mediar en el diálogo entre Gobierno y oposición. A este respecto, Ros-Lehtinen aseguró que “las llamadas discusiones” entre ambas partes no han supuesto “ningún resultado, ninguna acción”.

Acusan  embajador EEUU de complot

CARACAS. AFP. La dirigencia chavista acusó ayer a un puñado de opositores venezolanos -incluida la destituida diputada María Corina Machado- y al embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, de planear un golpe de Estado y magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro.

El alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, exhibió ante la prensa cinco correos electrónicos de Machado y otros dirigentes opositores donde supuestamente discuten formas de acelerar una crisis política para derrocar a Maduro.

“Es hora de acumular esfuerzos, hacer las llamadas necesarias y obtener el financiamiento para aniquilar a Maduro y lo demás caerá sólo”, leyó Rodríguez en una comunicación que presuntamente Machado envió al exprecandidato presidencial Diego Arria.