Cambio generacional arrastra tradiciones de Semana Santa

http://hoy.com.do/image/article/807/460x390/0/9F355642-C939-4AEF-8E91-22D9DDAF53FE.jpeg

Un cambio de generación, los avances económicos y el auge de los medios de comunicación, para algunas personas, son los causantes de la modificación en el significado y en la forma en que se vive actualmente la Semana Mayor.

La Semana Santa es para reflexionar, conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesús  de Nazaret.

Pero las nuevas generaciones están claras de la celebración y “la reconocen”,  no es obstáculo para que muchos se dediquen a vacacionar y disfrutar en vez de visitar las iglesias, estar en familia o irse a los acostumbrados retiros.

Tradiciones rotas. Hace aproximadamente 20 años era realmente Santa, no se escuchaban muchos ruidos en los hogares, calles y los canales de televisión transmitían películas de la vida de Jesús o religiosas y las emisoras solo tocaban música suave.

El Jueves Santo era muy tranquilo, ni mencionar viernes y sábado, donde el levantar la voz o irse a bañar al río era pecado y si desobedecías a tus padres, el castigo que recibías era severo

Sin embargo, hay que recordar el editorial del pasado 24 de marzo del periódico HOY en el que se señalaba que la Semana Santa es un período de asueto que debe ser aprovechado para la meditación, el descanso y el disfrute sano, pero que con el tiempo el desenfreno se ha ido apoderando del ánimo de mucha gente, a tal grado que es necesario montar operativos de socorro para mitigar de alguna forma el daño que el humano provoca al entregarse a  excesos de todo género.

Motivos del Cambio. El cambio se ha dado por diversos motivos. Para el sociólogo Julio César Vargas el cambio en la forma en que se viven las tradiciones de Semana Santa se originó porque se abrió un capítulo de ocio que, a medida que la sociedad fue avanzando económicamente, acumulando riquezas y lugares de diversión, provocó que las festividades se dividieran entre los católicos que conviven y practican su fe y los que aprovechan este tiempo para ir a divertirse..

 

 

“En Semana Santa tú tienes de tres a cinco días libres y si tienes las condiciones materiales y lugares de diversión no te vas a sacrificar ni a hacer el papel de Jesucristo. Independientemente de que la gente no vaya a la playa un Viernes Santo va a ir jueves o sábado, que hace 50 años, eran tan sagrados como el viernes, son problemas de cambios sociales y culturales. En la sociedad donde hay una división generacional entre los creyentes y la población que aprovecha ese espacio para tomar sus vacaciones sanas o mundanas”.

Según Vargas, la influencia de los medios de comunicación es predominante en los cambios de la nueva generación, aunque dice que son usados por los religiosos y los que ofertan las opciones de diversión. 

“Los medios han venido a contribuir para uno y para otro no hay división de los medios en el papel religioso o de diversión, ayudan a los dos, porque, si estás en un resort tu puedes ver la transmisión de la misa y programas religiosos, pero también se permite ofertarte todas la opciones de diversión que puedan existir en el mercado. Los medios de comunicación son un mecanismo más que sirve para uno y para otro, dependiendo quién los use y para qué”, afirma el sociólogo.

¿Qué opinan los ciudadanos? Rolando Félix Cueto, quien es cristiano desde sus años “mozos”, afirma que el significado de la Semana Mayor está impregnado en los 76 libros que tiene la Biblia y las diferentes sectas religiosas celebran las festividades para esta época (marzo-abril, depende del calendario).

Asegura que la mentalidad pagana de las personas es lo que ha cambiado el significado de recogimiento y de integración familiar.

“Han tomado la Semana Santa para propagar las bebidas alcohólicas, se ha cambiado el sentido cristiano que tiempo atrás nos enseñaron nuestros ancestros y las pérdidas de valores en la familia en estos últimos años ha cambiado todo lo que significa cristiandad y junto con esto los medios de comunicación si han influenciado en estos cambios, especialmente la televisión que difunde lo que debe y lo que no”, expresa Félix Cueto.

Linda Yira Cortorreal sostiene que el cambio en las costumbres de Semana Santa se debe a la educación que le están dando los padres a los hijos, que ven que estos se van de vacaciones en vez de ir a la iglesia.

“La Semana Santa es para reflexionar, ir a misa y buscar de Dios”, afirma.

Cortorreal aclara que  “no es que está mal irse de vacaciones si usted tiene las posibilidades pero también enséñele a sus hijos el verdadero significado de lo que se celebra, usted puede irse de vacaciones pero también vaya a la iglesia dedique tiempo al señor”.

En cuanto a la influencia de los medios, respalda que estos intervienen en las decisiones que se toman sobre todo en estos días de reflexión, la televisión sobre todo.

“Muchas veces tu estas tranquilita en tu casa y ves en la televisión la playa, las piscinas y la gente gozando y te dan deseos de ir a darte tu chapuzón como todo ser humano”, expresa la joven entre risas.

Quienes han vivido mucho como Héctor de la Cruz, de 85 años, manifiestan que la Semana Santa es para mucha reflexión, buscar de Dios, y estar tranquilo en familia.

“La gente ha cambiado porque se ha olvidado de Dios y al olvidarse de él buscan lo mundano, lo que se va a quedar aquí en la tierra. Mire daba gusto usted pasarse una Semana Santa antes en la capital, o donde fuera, porque había paz, ahora yo la llamaría semana diabla porque hay más muertos que nunca sin necesidad, todo por la gozadera, la bebedera, como que no hay más días para celebrar, porque ahora es para eso que cogen la Semana Santa para ir a la playa, fiestar y hacer bulla”.

De la Cruz explica que antes lo único que se hacía era hacer las habichuelas con dulce y ver películas de Dios, todos juntos en una casa, porque casi no había televisores. “En la noche a veces hacíamos fogatas en el patio y a dormir temprano”.

Celebraciones cristianas. Las celebraciones se inician formalmente con el Domingo de Ramos donde se conmemora la entrada de Jesús a Jerusalén luego los días más importantes son: el Jueves Santo, donde se recuerda la Santa Cena y el lavatorio de pies que hizo Jesús a sus discípulos.

El Viernes Santo, cuando Jesús sufre el viacrucis, cargando la cruz por todo el camino hasta el lugar de su muerte. Es día de luto y dolor en la iglesia no hay misa solo rituales de oración y es el único día del año que la iglesia no celebra nada.

El sábado es día de de total silencio porque Jesús “está en el sepulcro”, esto es hasta la medianoche cuando es celebrada la misa de gloria y todo el silencio se rompe con las campanadas que anuncian la resurrección.

En el Domingo de Resurrección ya no hay dolor, Cristo resucita y se encuentra con sus apóstoles y sube a los cielos poniendo fin a la Semana Santa.