Cambios en el Congreso reforzarían
tendencias proteccionistas en EEUU

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/3A7B3EAD-CE52-400F-AF91-E3126B4427B8.jpeg

Por MARIO MÉNDEZ
La victoria de  los demócratas en el Congreso de los Estados Unidos plantea la posibilidad de que se refuercen las tendencias proteccionistas en los Estados Unidos y se produzcan cambios en la política impositiva, según analistas.

Esto podría dificultar aún las negociaciones de Doha, promovidas por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Los demócratas retomaron el control tanto de la Cámara de Representantes como del Senado de los Estados Unidos.

Hay quienes prevén que con un Congreso dominicano por los demócratas no se extienda la vigencia de los recortes impositivos establecidos por la administración de Bush, que vencen en el año 2007.

Igualmente, se plantea la posibilidad de que no sea renovado el “fast track”, que impide al Congreso de los Estados Unidos modificar los acuerdos negociados por el Poder Ejecutivo con un país o grupo de países, sino sólo aprobarlo o rechazarlo. El “fast track” vence el 7 de julio del 2007.

También se plantea la posibilidad de que se introduzca el llamado impuesto mínimo alternativo, que obligaría a todo el mundo a pagar impuesto.

Esto corregiría la situación que se presenta con gente que evita, a través de una serie de corporaciones, el pago del impuesto sobre la renta.

Los demócratas han abogado por el establecimiento de un impuesto de este tipo.

Igualmente, el cambio que se ha producido en el Congreso, impediría a Bush emprender su deseo de privatizar la seguridad social, a lo cual se oponen los demócratas.

Tampoco podría Bush lograr la eliminación del impuesto sobre la herencia, que es considerado por algunos como confiscatorio, ya que los demócratas se oponen a su eliminación.

También ha la posibilidad de que el control demócrata del Congreso promueva un aumento del salario mínimo en los Estados Unidos.

Según estadísticas que se han dado a conocer, en el año 1985 un alto ejecutivo de una compañía estadounidense ganaba, en promedio, 20 veces el salario mínimo, pero en el 2005 subió a 350 veces.

Un sector del partido demócrata plantea un cambio en esta situación, en el entendido de que se ha producido un aumento de la desigualdad en los Estados Unidos.

Se plantea que los grandes perdedores con la victoria de demócrata en las elecciones legislativas son los sectores petrolero, de la defensa y farmacéutico, que han sido las grandes beneficiarios de la política que ha mantenido la administración Bush.