Cambios que nos conciernen

El hecho de que somos el octavo país del mundo más vulnerable a los efectos del calentamiento global explica cuánto nos concierne todo lo que tratarán representantes de decenas de países, incluida República Dominicana, en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP21), que tendrá lugar en París, Francia, desde el lunes 30 de noviembre hasta el 11 de diciembre. Una delegación nuestra, encabezada por el Presidente Danilo Medina, estará en ese encuentro.

De este evento deberán surgir iniciativas cuyas metas sean atenuar los efectos del cambio climático, un fenómeno en gran medida impulsado por prácticas humanas agresivas con el medio ambiente, como son en nuestro caso la depredación de bosques y cuencas hidrográficas, la dependencia de patrones energéticos altamente contaminantes y la falta de previsión para el máximo aprovechamiento de las aguas disponibles.

Abogamos porque, apoyada en esa gran vulnerabilidad que tenemos como isla, la delegación dominicana aproveche al máximo este escenario de reflexión e intercambio para traer ideas que nos permitan disminuir en lo posible los efectos del fenómeno. Y sobre todo, que entre las iniciativas tengan preponderancia aquellas que nos harían más eficientes en términos energéticos y más cuidadosos del medio ambiente.

El alza salarial de los maestros

Los maestros recibirán un alza salarial en el 2016, según ha prometido el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret. Además de justo y merecido, el aumento a los educadores tiene la particularidad de ser tal vez el único o estar entre los pocos que contemple el presupuesto de ese año para servidores de la administración pública, a juzgar por lo que han dicho altos funcionarios de la Presidencia de la República.

Hasta donde se sabe, entre el Ministerio de Educación y la Asociación Dominicana de Profesores hay acuerdos sobre la proporción del alza salarial anunciada. Por tanto, no deberá haber disparidades de criterio al momento de aplicar el aumento, de modo que se preserve la armonía en el ámbito de la educación. Lo ideal y razonable es que ambas partes se ciñan a respetar los compromisos sobre esta materia.