Cameron reafirma posiciones con Obama y Hollande ante crisis siria

LONDRES. AFP. El primer ministro británico, David Cameron, de vuelta de vacaciones, telefoneó el miércoles por separado al presidente estadounidense Barack Obama y al francés François Hollande, reiterando la posición a adoptar ante la crisis siria, según un comunicado de Downing Street.  

Cameron y Obama insistieron en que “el uso o la amenaza de uso de armas químicas (por parte del régimen sirio) es completamente inaceptable y los obligaría a revisar su enfoque” de la situación. Obama ya fue muy claro el lunes, cuando dijo que dicho extremo es una “línea roja”.  

Con Barack Obama, Cameron coincidió en que “queda mucho por hacer” para detener el conflicto sirio.  

El primer ministro británico habló con Obama y con Hollande de la mejor forma de prolongar el apoyo a la oposición siria, y abogaron por una “oposición creíble” y unida.  

Igualmente hablaron de las dificultades de los refugiados sirios, y dijeron que esperan que la comunidad internacional haga más para hacerles llegar ayuda humanitaria.  

Cameron incidió en que la cooperación regional e internacional es “vital” en este conflicto, y subrayó la necesidad de trabajar “estrechamente” con “Turquía, Catar, Arabia Saudita y otros”.  

Según Downing Street, Hollande y Cameron estiman que sus países deben trabajar “más estrechamente” para “determinar cómo apoyar a la oposición y ayudar a un posible gobierno sirio tras la inevitable caída de Assad”.  

La presidencia francesa publicó su propio comunicado tras la conversación, indicando que los dos hombres se felicitaron por “su acuerdo completo” sobre la crisis siria, y decidieron “mantener la estrecha cooperación existente entre Francia y el Reino Unido al respecto”.  

El comunicado insistía en que, en la conversación, Hollande recordó “la posición de Francia sobre la necesidad de que se aplique lo antes posible una transición política que incluya la partida de Bashar al Assad”. El mandatario también “subrayó el compromiso (de Francia) de aportar un apoyo efectivo a la oposición siria, incluyendo sobre el terreno”.