Camino a las Grandes Ligas
Angelinos tendrán la alineación más poderosa

Los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim tendrán la alineación más poderosa de las mayores y eso no debe ser un secreto para nadie.

La escuadra dirigida por Mike Scioscia posee a cuatro de los 27 jugadores que al menos conectaron 30 cuadrangulares la temporada pasada. Ellos son el dominicano Albert Pujols, el novato sensación  Mike Trout, Mark Trumbo y el recién llegado Josh Hamilton.

Hamilton fue firmado durante la temporada muerta por los Angelinos, un movimiento que les agrega poder, además de que debilitan a su rival más cercano: Vigilantes de Texas.

Los Angelinos solo no le arrebataron  al jardinero Hamilton, sino que también se le llevaron al lanzador zurdo C. J. Wilson, dos golpes que muy contundentes para los Vigilantes.

La ofensiva de Anaheim también tienen piezas para redondear la alineación.

En días recientes, el mánager Scioscia aclaró que el dominicano Erick Aybar estará de segundo en el orden al bate, con el fin de aprovechar su gran velocidad cuando entren en escena los de la masa de la alineación, además de que es bateador ambidextro.

Aybar, de 29 años, bateó para .290, 31 dobles y 20 robos el año pasado, pero en esta ocasión verá mucho más lanzamientos favorables por su nuevo turno en la alineación.

 El nativo de Baní es un chocador de bolas, herramienta vital para batear detrás de los jugadores o mover a los compañeros a una base más adelantada. Ni hablar de lo buen tocador que es. Tiene la ventaja también de que Trout sería el primer bate, un talentoso jugador que vuela sobre las almohadillas.

Otra de las piezas ofensivas, aunque menor, es  Howie Kendrick.

El intermedista se poncha mucho, pero ha mantenido sus promedios sobre .280 en las últimas dos campañas.

Al igual que Aybar, sobrepasó los 30 dobles el año pasado gracias a su buena velocidad y bateo de contacto.

El caso de Alberto Callaspo es un tanto similar a los dos anteriores. Batea para menos average, pero abanica poco.

Esos bateadores son los encargados de mantenerse en las bases para ser remolcados por Trout, Pujols, Hamilton y Trumbo.

 Los que completan la alineación son el receptor Chris Iannetta y el jardinero central Peter Bourjos, dos jugadores puramente defensivos. Sin embargo, se espera la explosión ofensiva de Bourjos, un pelotero que subió  hace tres años de las menores, etiquetado como que debe “quemar” el pitcheo de las mayores.

La otra cara.  Es evidente que en el béisbol gana el equipo que más carreras produzca, pero el 75 por ciento de los encuentros se consigue el triunfo a base de buen pitcheo.

La rotación del conjunto vuelve a descansar en el derecho  Jered Weaver, quien coqueteó el año pasado con llevarse el premio Cy Young. Obtuvo 20 triunfos, líder de ese encasillado, con sólo cinco reveses. Su efectividad terminó en 2.81.

Luego de Weaver seguirá el recién llegado Wilson, un zurdo excelente para ese puesto, por su gran potencial. Su marca fue de 13-10 con los Vigilantes y por segundo año seguido fue el lanzador con más aperturas de las mayores (34).

 El problema de los Angelinos llega después de sus dos principales abridores. la rotación la completan el veterano  Joe Blanton, el zurdo Jason Vargas y el talentoso Tommy Hanson. De esos tres abridores dependerá la clasificación del conjunto.  El cerrador será  Ernesto Frieri, quien logró 23 rescates la pasada estación