Campaña Paraguay sube de tono

Asunción. EFE.  La propaganda electoral de los partidos políticos de Paraguay para las elecciones generales del próximo día 20 está marcada por los descalificativos y por duros ataques que van desde candidatos ridiculizados en caricaturas hasta motes como el de “guerrillero”. La intensidad de los ataques que se llevan a cabo motivó que un sector de la oposición calificara de “campaña sucia” la emprendida por el gubernamental Partido Colorado, que gobierna el país desde hace 61 años, contra el ex obispo católico Fernando Lugo.

Lugo, candidato presidencial de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC) y favorito en las últimas encuestas de intención de voto, apareció en los afiches de los “colorados” con su rostro y un uniforme camuflado y con el calificativo de “embajador en Paraguay de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia)”.

La asociación del ex obispo con las FARC en ese cartel, cuya autoría fue atribuida a una agrupación juvenil oficialista, está en sintonía con las aseveraciones de varios dirigentes del Partido Colorado, cuya candidata a la Presidencia es la ex ministra de Educación Blanca Ovelar. El propio jefe de Estado, Nicanor Duarte, ha vinculado en reiteradas veces a Lugo con dos sonados casos de secuestro, incluido el que acabó con la vida de Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas (1998-1999), en febrero de 2006. La Fiscalía involucró a miembros de las FARC en el asesoramiento de las negociaciones.