Cañadas tapadas basura en SD en medio huracán

Cañadas tapadas basura en SD en medio huracán

Estado de la cañada de Guajimía pasado el mediodía de ayer, cuando se esperaban fuertes lluvias.

Cañadas con grandes cantidades de residuos sólidos, como Guajimía, en Santo Domingo Oeste, familias habitando en pendientes peligrosas como en La Javilla de Los Mina, Santo Domingo Este, cientos asentados en las márgenes de los ríos Ozama e Isabela es el panorama en el gran Santo Domingo.

En algunos casos, como el de la pendiente de La Javilla, casi debajo del puente Francisco del Rosario Sánchez, en Santo domingo Este, sus residentes se resistían ayer a abandonar sus viviendas ante los requerimientos de brigadas de la Defensa Civil, por temor a encontrarlas vacías luego que pasen los afectos del fenómeno.

Alfredo Félix, quien hace un año quedó a la intemperie luego de un deslizamiento sobre su casa en La Javilla, tras el pasado de la tormenta Grace, se vio obligado a regresar al peligro luego de varios meses de refugio en refugio.

Unas 14 familias de ese lugar estuvieron dos meses refugiados en la Escuela Elvira de Mendoza, en Los Mina, y luego en el Centro Comunal La Lila, en Los Tres Brazos, sin embargo, al no llegar solución se vieron obligadas a regresar a la zona de peligro en la Ribera del Ozama.

Las 14 familias damnificadas de Ribera del Ozama no tuvieron la misma suerte que las 30 familias afectadas por la crecida de la cañada de Los Ríos, en La Yuca, quienes reciben mensualmente el pago de alquiler de viviendas hasta tanto el gobierno construya las casas, además de las raciones alimentaria que reciben.

Le puede interesar: Fiona: 789 personas desplazadas por el huracán

Welington Santos, miembro de la Defensa Civil en Los Mina, informó que ayer trataban de motivar a que salgan de sus hogares a las decenas de familias que habitan a orilla del Ozama y La Pendiente, pero estos se resistían alegando que no dejarían sus ajuares.

En cambio, el Comité de Emergencia Comunitario de La Zurza preparó desde el sábado su plan de contingencia junto a la Defensa Civil, para entrar en acción si las circunstancias lo ameritan.

Francisco Reyes, quien forma parte del comité, explica que tienen control de la situación y que es a partir de dos o tres días después de las lluvias cuando el Isabela baja crecido.

Señaló que las familias más vulnerables son 42 que habitan en las denominadas “casitas” a orilla del Isabela desde hace 16 años, cuando la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (Opret) las construyó para alojarlas de manera provisional.

En esas casitas fueron trasladadas más de 200 familias que habitaban en el Hoyo de la Zurza para abrir camino a los camiones que transportaban la tierra del túnel para la construcción del Metro de Santo Domingo.

En Santo Domingo Oeste, los más vulnerables habitan sobre o en los laterales de la cañada de Guajimía, donde varias personas han sido arrastradas por sus aguas en tiempos de lluvias.

Ayer, el alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez, supervisaba puntos críticos de ese municipio en materia de drenaje pluvial, como el de la Avenida Charles de Gaulle, frente el Multicentro La Sirena, donde fueron realizados trabajos de limpieza.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas