Cancela licencias de armas de fuego a Policía Municipal

La Secretaría de Interior y Policía canceló las licencias de porte y tenencia de armas de fuego a los miembros de la Policía Municipal en todo el país y derogó la resolución que los autoriza al uso de insignias, grados, uniformes y rangos, por considerar que esas prácticas son violatorias de las leyes.

Mediante la resolución número 04-04, de fecha 29 de octubre de 2004 y dada a conocer ayer, el secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda Rancier, afirma que los “grupos formados desde los ayuntamientos no pueden seguir operando en la forma en que lo hacen puesto que están al margen de la ley y crean confusión a la ciudadanía sobre el rol de la Policía Nacional y perturban el respeto que debe tenerse frente a los que la ley autoriza a ser Policía Comunitaria”.

Ordena, asimismo,  a la Jefatura de la Policía Nacional que a través de la Dirección de Policía Comunitaria se ponga a disposición de los ayuntamientos del país para “organizar en sus respectivas demarcaciones territoriales, la Policía Comunitaria”, conforme a los criterios de “selección, control, supervisión, promoción y retiro” como lo establece la Ley Institucional de la Policía Nacional.

Al disponer la cancelación de las licencias para porte de armas de los policías municipales que están bajo el mando de los cabildos, Interior y Policía dice que lo hace porque las Policías Municipales son “entidades jurídicamente inexistentes”.

En un comunicado que se publica en esta edición, Interior y Policía afirma que dotar de uniformes, conferir rangos, insignias y grados a los policías municipales que han sido organizados por los ayuntamientos, constituyen actividades propias de la Policía Nacional y  de los cuerpos militares.

Con su nueva decisión, la Secretaría de Interior y Policía deja sin efecto una resolución emitida el 23 de septiembre de 2003 que autorizó a los miembros de la Policía Municipal en cada cabildo donde estuviera organizada a utilizar insignias, uniformes, rangos, escudos y otros.

La resolución considera que debido a que los miembros de la Policía Municipal no son reclutados conforme a los requisitos de la Ley Institucional de la Policía Nacional, “son clase civil que usan rangos, insignias y uniformes militares y policiales”, lo que se constituye en una violación de la ley.

Asimismo, dice que por tratarse de personal civil, también están en violación del decreto 1375-04 emitido por el presidente Leonel Fernández el pasado día 27 de octubre que prohíbe a las personas de la clase civil el uso de uniformes e insignias militares.