Cáncer de cuello uterino, 2da. causa muertes en mujeres

21_09_2015 HOY_LUNES_210915_ ¡Vivir!3 C

El cáncer de cuello uterino es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres, superado solamente por el de mama, y como toda enfermedad, causa estragos en la vida de quien la sufre y de los seres queridos que la rodean.

En el año 2013, el Instituto de Oncología Dr. Heriberto Pieter registró 315 casos de cáncer de cérvix, cifra que refleja solamente a los pacientes de ese centro de salud, por lo que se estiman muchos más casos a nivel nacional.
Se trata de un tumor maligno que ocurre en el cuello de la matriz femenina, es decir, la porción del útero que se encuentra en la parte superior de la vagina.

La doctora Nixara Rodríguez, directora médica de Red Oncológica Dominicana Integral RODI Santiago, explica que el diagnóstico se hace a través de una detección por papanicolau de células malignas en el cuello de la matriz o cervical uterino. Si se ha diagnosticado cáncer uterino, el tratamiento debe ser siempre llevado por un especialista en oncología, el ginecólogo oncólogo.

El manejo del cáncer de cuello uterino es multidisciplinario, en el que intervienen el cirujano oncólogo, oncólogo clínico, radioterapeuta y enfermeras oncólogas.

Dado el impacto emocional, social, laboral y más que causa el diagnóstico de cáncer en la vida de una mujer, en RODI Santiago ofrece servicios de psico-oncología, nutrición, y personal de apoyo. “De esta manera se aborda cada necesidad de la paciente con cáncer de cuello uterino de una forma integral”, añade la especialista.
Señala que existen múltiples causas a las que se ha relacionado ese cáncer, “pero entre las principales se considera el tener múltiples parejas sexuales, el iniciar con el acto de coito a temprana edad y los múltiples partos”, apunta la especialista.

Agrega que el noventa por ciento de los casos de cáncer de cuello uterino está relacionado con la infección por el virus de papiloma humano VPH, específicamente las causadas por los tipos de virus número 13, 17, 33 y 35. “También se asocia a otros virus como el herpes simple, las medidas higiénicas pobres y la herencia”, señala la oncóloga clínica, del equipo profesional de RODI, que recientemente abrió en la ciudad de Santiago para atender las necesidades de los pacientes con cáncer de esa región del país.

La oncóloga afirma que la enfermedad se previene en gran medida evitando la promiscuidad, práctica sexual con múltiples parejas.

ZOOM

¿Cómo prevenirlo?

Hacerse un papanicolao periódicamente. Evitar la promiscuidad. Usar preservativos. Cuidar la higiene. Las pacientes diagnosticadas necesitan atención del ginecólogo, oncólogo, nutricionista, psicólogo y el apoyo familiar.