Cáncer de piel es más grave en personas de tez oscura

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/6896B5C7-DCD4-412F-BF94-50569A23DB7A.jpeg

Washington, (EFE).- Las personas de tez oscura corren mayor peligro de morir como resultado de cánceres de piel que las blancas, pese a que inicialmente resisten mejor la enfermedad, según un estudio divulgado hoy por la Universidad de Cincinnati. Esa conclusión se contrapone, en cierta medida, a la creencia generalizada de que las personas morenas tienen una mayor inmunidad a ese tipo de cáncer.

Según Hugh Gloster, profesor de dermatología de la Universidad de Cincinnati, las personas de tez oscura, incluyendo hispanos, negros, asiáticos e indígenas estadounidenses, desarrollan menos cánceres de piel que los blancos.

Sin embargo, cuando la enfermedad se presenta en aquellas personas es mucho más agresiva y se diagnostica sólo en sus últimas etapas, lo cual supone una tasa de mortalidad mucho más alta entre los sectores minoritarios de la población, dijo Gloster.

El dermatólogo presentó las conclusiones de su estudio ante la reunión de la Academia Nacional de Dermatología que se inició hoy en San Diego (California).

Según proyecciones de la Oficina del Censo de Estados Unidos, para el año 2050 la mitad de la población del país será hispana, negra o asiática. “Existe la idea de que la gente con tez oscura no tiene que preocuparse del cáncer de piel, pero eso no es verdad”, señaló.

Los miembros de las minorías “sí sufren de cáncer de la piel y debido a esta percepción falsa la mayoría de los casos sólo se diagnostica en una etapa avanzada cuando es difícil el tratamiento”, agregó.

“Por desgracia, eso se traduce en una mayor tasa de mortalidad”, indicó.

Las personas morenas tienen en su piel una mayor cantidad de melanina, una sustancia que bloquea los rayos ultravioleta, que las de tez blanca.

En una revisión de casos clínicos recopilados durante los últimos 50 años de centros médicos de Norteamérica, Asia y Africa, los investigadores determinaron que la incidencia de carcinomas basales y escamosos, así como de melanomas había aumentado entre un 5 y un 8 por ciento. Entre los negros las cifras se mantuvieron constantes.

Pero lo que es más importante, manifestó Gloster, aunque fueron menos las personas de tez oscura que desarrollaron el cáncer de piel, el número proporcional de las que murieron de la enfermedad fue mucho mayor.

Además, los científicos descubrieron que las posibilidades de que los negros desarrollaran un carcinoma escamoso se multiplicaban 8,5 veces cuando afectaban zonas protegidas del sol, como las palmas de las manos, los dedos de los pies y las membranas mucosas.

Según los expertos, esto sugiere que la radiación ultravioleta no sería un factor tan importante en el desarrollo del cáncer como se creía hasta ahora.

El carcinoma escamoso se manifiesta en las capas superiores de la piel y es el segundo tipo más común de cáncer dérmico, después del melanoma, que es el más agresivo.

Según Gloster, la mejor barrera contra la enfermedad sigue siendo la prevención, lo cual incluye una modificación del comportamiento, con el uso regular de cremas de protección solar y la búsqueda constante de cambios importantes en la piel, como la aparición de lunares extraños.

“Es importante que los médicos insistan en este mensaje, especialmente a las mujeres jóvenes”, dijo Gloster.

El dermatólogo señaló que en los últimos años se ha detectado un aumento en el número de casos de cáncer de piel en mujeres menores de 30 años, la mayoría de las cuales acude a sitios donde se broncean la piel artificialmente o no usan protección solar. EFE