Canciller justifica intercambio de prisioneros

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/1910EDD3-5291-4536-AFEA-CF4A4A77BFB8.jpeg

El secretario de Relaciones Exteriores, Frank Guerrero Prats, justificó ayer el intercambio de un haitiano por diez comerciantes dominicanos que habían sido tomados como rehenes por rebeldes en Haití y alegó que “frente a situaciones singulares, hay que buscar soluciones singulares”.

“A veces, infortunadamente, hay que hacer operaciones que no están escritas en los libros, porque las situaciones son singulares”, manifestó el Canciller.

Explicó que las reglas diplomáticas se aplican cuando existen estados que las sustenten y que en Haití se está tratando de recomponer el estado de derecho para ver si con la ayuda internacional puede pasar a convertirse un Estado nacional.

Las autoridades dominicanas liberaron en la madrugada del sábado a Jean Robert y lo entregaron a un grupo rebelde que opera en el norte de Haití a cambio de que ellos entregaran a diez dominicanos que habían tomado en rehenes el día anterior.

Robert fue detenido por las autoridades dominicana en Dajabón, para interrogarlo con relación a la muerte de dos soldados dominicanos hace varias semanas.

Guerrero Prats reiteró que la República Dominicana mantiene una posición neutral frente a todo lo que significa asuntos internos de Haití.

Indicó que como parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) el país apoya la Carta Democrática y cuando ese organismo se pronuncie sobre el particular, la República Dominicana tendrá su posición.

La Carta Democrática firmada en Lima, Perú, por los países miembros de la OEA, establece que los integrantes de ese organismo regional ofrecerá su apoyo a aquellos gobiernos legítimamente electos.

En cuanto a la situación de los dominicanos residentes en España, el canciller dijo que era de mucha consternación y mucha tristeza tras los atentados terroristas que costaron la vida a dos criollos.

Dijo que la Cancillería se está manejando con mucha prudencia para no caer en especulaciones que puedan intranquilizar a la ciudadanía.