Candidato PRSC dice protegería al sector industrial

RADHAMÉS GONZÁLEZ
r.gonzalez@hoy.com.do
El candidato presidencial reformista, Amable Aristy Castro,  dijo que convertirá  la economía dominicana “en  competitiva, creadora, de valor agregado con industrias con capacidad de producir en calidad y precio para el mercado global”.

“Transformaremos nuestros insipientes parques industriales en modernos parques  con estándares de calidad y eficiencia que permitan exportar nuestros productos a todo el mundo; haremos de la región norte y Santiago la capital industrial de la República Dominicana”, dijo el aspirante presidencial reformista al participar como expositor ante  la Asociación de Industriales de la Región Norte (AIREN).

Aristy Castro declaró que de lograr ese objetivo          promoverá una reducción en los impuestos y un programa de estímulo a las exportaciones.

Acusó al gobierno del presidente Leonel Fernández “de imponer un terrorismo fiscal, que ha sacado de competencia y quebrado a nuestros industriales”, y  puso como ejemplo, que antes del Tratado de Libre Comercio   con Centroamérica y Estados Unidos,  la balanza comercial con Centroamérica era de 80 a 20 a favor del país y que la ausencia de un plan nacional de competitividad y políticas claras de comercio exterior, “han hecho que la situación se invierta a favor de los centroamericanos”.

El candidato reformista manifestó que  otra de las trabas que no ha permitido el despegue de nuestra industria, “es la crisis en el servicio energético que condena a los empresarios a pagar el servicio eléctrico más caro del mundo”.

 “No podremos ser competitivos ni exportaremos nada mientras tengamos un régimen fiscal abusivo e injusto y una tarifa eléctrica impagable”, declaró Aristy Castro.

Consideró que los gobiernos perredeístas y peledeístas  “han llevado casi a la extinción la clase industrial dominicana, convirtiendo nuestra economía en una economía de servicio puro y  riesgosamente dependiente de factores externos”.

Aseguró que en una administración suya, tendría dentro de sus prioridades “el establecimiento de ventanillas especiales de crédito para la reconversión industrial y la generación por esta vía de empleos productivos y riquezas”.

Aristy Castro recordó que en la época de Balaguer se crearon leyes para incentivar el sector.