Candy Montilla de Medina
Se compromete a trabajar por los más necesitados

En un acto sencillo donde primó  un ambiente de camaradería, Cándida Montilla de Medina asumió el Despacho de la Primera Dama (DPD) donde se comprometió a implementar políticas públicas en beneficio de los más necesitados.

El acto de toma de posesión de Montilla de Medina  se realizó en el salón de las Primeras Damas y contó con la presentación del grupo de cuerdas Suzuki de la Escuela Elemental de Música  Elila Mena, que estuvo dirigido por el maestro Dante Cucurullo.

En su discurso, la Primera Dama destacó que “es hora de definir las estrategias que harán exitosos los programas del Despacho de la Primer Dama porque, en el mismo ánimo concertador que alienta al presidente Medina, nos apoyaremos en los actores principales de cada área y aprovecharemos su experiencia en la labor de contribuir con una sociedad más justa y equitativa”.

Luego de su discurso pasó junto a sus invitadas especiales, la ministra de Educación, Josefina Pimentel; la senadora Cristina Lizardo; la ministra de la Mujer, Alejandrina Germán; la ministra de Educación Superior, Ligia Amada Melo e Iris Guaba, directora de Pasaportes, a su oficina donde monseñor Benito Ángeles roció con agua bendita la instalación.

Cándida Montilla de Medina contó con el apoyo de su madre  Altagracia Espinal, y tres de sus hermanas: Susana, Yanet y Margarita Montilla. 

Las frases

Altagracia Espinal, madre.

 Me siento muy agradecida de Dios por la oportunidad que le ha dado a mi hija y por el apoyo del pueblo”

Susana Montilla, hermana.

Le deseo mucho éxito. Toda la familia le dará su apoyo, yo sé que  lo va hacer muy bien, con la gracia de Dios”

Margarita Montilla, hermana.

Ustedes van a ver qué persona tan humana es mi hermana. Yo y toda la familia le deseamos  lo mejor”

Yanet Montilla, hermana.

Tengo la confianza de que ella va a hacer lo que  tiene que hacer como  Primera Dama, en especial con la familia”