Canelo Álvarez entrenó con su hijo de tres años y así recibió sus golpes

Canelo Álvarez entrenó con su hijo de tres años y así recibió sus golpes

Canelo y su hijo

Las visitas de diversas personalidades al gimnasio de Eddy Reynoso durante los campamentos de Canelo Álvarez son frecuentes.

Aunque la mayoría de los asistentes son personajes del medio artístico o deportivo, el tapatío también ha contado con la presencia de su círculo más íntimo.

Incluso, en vísperas de enfrentar a Gennady Golovkin, su hijo de cuatro años Saúl Adiel acudió a entrenar con él y recibió algunas lecciones de boxeo por parte de su padre.

En el canal de Youtube TV Boxeo se dio a conocer una compilación de videos captados durante una sesión de entrenamiento de Saúl Álvarez.

No obstante, en uno de los segmentos destacó la presencia del niño con los guantes puestos y ejecutando ejercicios similares a los realizados por el boxeador de 31 años al interior del cuadrilátero.

Durante la primera escena, Álvarez se posó sobre sus rodillas para igualar la estatura de su hijo. Por su parte Saúl Adiel lanzó una serie de ganchos que impactaron en los guantes de Canelo, así como en su rostro cuando se descuidaba y bajaba su guardia.

Lee más: Canelo Álvarez tiene confianza para su pelea contra Dmitry Bivol

En otro cuadro de los cuadros se le vio golpeando un costal sostenido por Eddy Reynoso, quien le dio indicaciones de cómo ejecutar los movimientos.

Su acercamiento con la disciplina no solamente consistió en la ejecución de golpes. El pequeño Saúl también fue testigo del proceso de vendaje al que su padre se somete antes de entablar una sesión de preparación, así como en instantes previos a entablar sus reyertas oficiales.

La presencia del pequeño se sumó a la de María Fernanda, la menor de sus hijas y quien ha estado presente en cada uno de los actos públicos, así como ante los medios de comunicación que ha tenido el boxeador en los últimos dos años.

Cabe mencionar que Saúl Adiel es el único hijo varón de Canelo y el más pequeño, pues antes que él nacieron Emily Cinnamon, Mía y su hija con Fernanda Gómez.

A diferencia del campamento de preparación que sostuvo en la víspera de encarar a Dmitry Bivol, el boxeador mexicano ha recibido menos visitas en su gimnasio.

De hecho, dicho rasgo fue severamente criticado por los expertos, pues consideraron que la presencia de personas ajenas a su ámbito profesional pudo haber influido en la desconcentración que desencadenó la derrota durante su intento por hacerse del cinturón avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en las 175 libras.