Canó dice se siente bien y cómodo en Seattle; inaugura escuela para 100 niños

d2

 

El intermedista dominicano Robinson Canó dijo sentirse muy contento y “cómodo” con los Marineros de Seattle, luego de haber jugado su segunda temporada de un contrato de 10 años.

“Me siento muy cómodo en Seattle, con todo el equipo y mis compañeros”, dijo Canó, luego de una ceremonia en la que inauguró una escuela construida por su fundación caritativa en su ciudad natal.
El lunes, el Daily News de la ciudad de Nueva York reportó que Canó no estaba contento con los Marineros y que tras los cambios en la directiva buscaba un movimiento para regresar a los Yanquis.

Canó, de 32 años, jugó en el 2015 su segunda campaña con los Marineros luego de firmar un contrato por 240 millones de dólares y 10 temporadas en la agencia libre luego de jugar con los Yanquis de Nueva York toda su carrera.

El quisqueyano fue operado de dos hernias deportivas tras finalizar la temporada del 2015, en la que bateó para .287, con 21 cuadrangulares y 79 remolcadas en 156 partidos. Tuvo un porcentaje de embasado de .334 y de slugging de .446.

“Me siento bien y ya me estoy recuperando. El 1 de diciembre comienzo mis entrenamientos con miras a la próxima temporada de las Grandes Ligas”, agregó el intermedista.

De igual manera, descartó jugar béisbol invernal con las Estrellas Orientales como parte de su proceso de rehabilitación.

“No he solicitado el permiso, pero tampoco creo que lo haré porque me voy a concentrar en la recuperación”, indicó.

La temporada invernal pasada, Canó jugó cinco partidos con las Estrellas Orientales, incluyendo dos juegos en la serie final, que terminó siendo ganada por los Gigantes del Cibao.

Canó inauguró la RC 22 Dream School, una escuela para niños entre tres y cinco años, que beneficiará a 100 niños pobres de San Pedro de Macorís.

En la escuela, los niños recibirán dos comidas, libros de texto, uniformes, así como también clases extracurriculares, incluyendo música y otras herramientas para desarrollarse integralmente.

“Me siento muy agradecido con los Marineros, Roc Nation y con toda la gente que me apoyó en esta iniciativa, incluyendo a Alex Rodríguez y a CC Sabathia, quienes aportaron para que este sueño fuera realidad. Hoy inauguramos la primera de 22 escuelas que pretendemos construir para los niños más necesitados de esta ciudad”, dijo.

También agradeció a Roc Nation, su agencia, y a todo el equipo de trabajo que hizo posible lo que llamó un sueño hecho realidad para los niños.
Todo quedó bien.