Canó entra al grupo “élite” atletas RD llegan a la cima

La elección del estelar segunda base dominicano, Robinson Canó, como Más Valioso en las primeras dos rondas de Puerto Rico y Miami, más el galardón como el Más Valioso del III Clásico Mundial de Beisbol, lo elevan a un sitial preferencial en el deporte dominicano.

Hoy, el nativo de San Pedro de Macoris, no es el mismo que debutó en el Clásico en Puerto Rico el siete de marzo, es otro, con dimensiones de “super-estrella” y con un liderazgo indiscutible entre sus compañeros.

Canó, con ese premio de Más Valioso, se une a los medallistas olímpicos, Pedro Julio Nolasco, bronce en Los Angeles l994, a Félix Sánchez, oro en Atenas 2004 y Londres 2012, a Félix Díaz Guzmán, oro en China 2008 y Gabriel Mercedes, plata en China 2008.

También con el medallista de plata en los 400 metros planos, Luguelin Santos, en los pasados Juegos Olímpicos de Londres.

Igualmente a atletas con logros en Olimpíadas como Brenda Castillo, en voleibol que fue la Mejor Libero y la Mejor Defensa de los pasados Juegos de Londres 2012 y Yamilet Peña, en Gimnasia, que llegó 6to lugar en esos Juegos.

Grandes Momentos del Deporte en Dominicana. La conquista por parte del equipo dominicano de beisbol de la primera corona en el III Clásico Mundial de Beisbol tras blanquear tres vueltas por cero a Puerto Rico, hizo recordar a millones de dominicanos los “Grandes Momentos Deportivos” que ha vivido esta nación en los últimos 40 años de vida Republicana.

Ya es archi-conocido en la década de los años 60 en las grandes ligas cuando los dominicanos comenzaron a llegar a los equipos: Osvaldo Virgil, el primero en hacerlo, luego hermanos Rojas Alou, Juan Marichal, Manuel Mota, entre otros.

La celebración en el país de los XII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe en Santo Domingo donde se recibieron a miles de deportistas le cambió la cara y el rumbo al deporte dominicano, ya que heredaron obras deportivas en el centro de la ciudad que jamás se había soñado.

En 1983, Juan Marichal logra la exaltación al Salón de la Fama de Cooperstwon y aquello fue todo un acontecimiento nacional e internacional ese año. Hasta ahora es el único dominicano en estar en el Altar de los Grandes.

Un año más tarde, el boxeador Pedro Julio Nolasco le dio al país la primera medalla de bronce en unos Juegos Olímpicos en la ciudad de Los Angeles. Aquello fue un acontecimiento.

ZOOM
Santiago 86 y los Panam 2003.
En el 1986, la ciudad de Santiago organizó los Juegos Centroamericanos y del Caribe donde surgieron grandes atletas dominicanos en los diferentes deportes. Otro gran paso lo fue la conquista de la sede en l998 y luego el montaje de los XV Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003,  donde asistieron más cinco mil atletas, de los 42 países del Continente.

En ese evento, los atletas dominicanos delante de su público lograron 41 medallas, incluyendo 10 de oro, toda una hazaña que vivirá en el corazón de todo el país.