Canó silencia abucheos con dos jonrones contra su exequipo de los Yanquis

Canó castigó a los Yanquis con par de cuadrangulares y dirigió a los Marineros de Seattle a un triunfo de visitantes por 4-3 sobre los Yanquis.
Canó castigó a los Yanquis con par de cuadrangulares y dirigió a los Marineros de Seattle a un triunfo de visitantes por 4-3 sobre los Yanquis.

Houston (EEUU).  El segunda base dominicano Robinson Canó calló a quienes lo abuchearon en su regreso al Yankee Stadium conectando par de jonrones en castigo a su exequipo de los Bombarderos del Bronx y se convirtió también en el pelotero latinoamericano más destacado en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas..

Sus compatriotas, José Bautista regresó a la actividad en buena forma después de tener molestias en el hombro destacó en la jornada al conectar cuadrangular, y Aramís Ramírez bateó perfecto.

Canó castigó a los Yanquis con par de cuadrangulares y dirigió a los Marineros de Seattle a un triunfo de visitantes por 4-3 sobre los Yanquis.

El veterano pelotero dominicano llegó a los ocho jonrones y recuperó el poder con el bate en un escenario donde siempre se sintió cómodo y productivo.   Canó, que firmó con los Marineros en el 2014, viajó cuatro veces a la caja de bateo, pegó tres veces, remolcó cuatro carreras para llegar a 34 impulsadas en la temporada y anotó dos.

Antes del inicio de la jornada, Canó tenía .249 de promedio de bateo y lo mejoró a .254 al concluir la jornada.

Canó, que fue recibido con algunos abucheos en el Yankee Stadium, mandó la pelota a la calle en el primer episodio contra los lanzamientos de su compatriota, el abridor Michael Pineda, sobre el jardín central con un corredor en el camino.

El intermediarista volvió a enfrentar a Pineda en la sexta entrada y nuevamente le recetó el mismo castigo, mandando la pelota a la calle por el jardín derecho.

Bautista brilló en la derrota de los Azulejos de Toronto por 2-3 contra los Rays de Tampa Bay.

El dominicano aprovechó la pausa que ofrece el Juego de las Estrellas para descansar, ya que antes del partido que marca la mitad de temporada de las Grandes Ligas, tenía molestias y dolores en el hombro derecho.

Bautista no jugo en el duelo que disputan la Liga Americana y la Nacional, pero pudo relajar el hombro para recuperarse y volver a la segunda parte de la temporada completamente sano.

Bautista (18) desapareció la pelota del campo al conectar una vez en tres viajes a la caja de bateo, y conectó cuadrangular solitario para impulsar el ataque de los Azulejos, pero su esfuerzo fue insuficiente.

Su compatriota el antesalista Ramírez estuvo perfecto y también mandó la pelota a la calle en el triunfo de los Cerveceros de Milwaukee, que vencieron 8-5 a los Piratas de Pittsburgh.

Ramírez (11) se fue de 3-3, pegó cuadrangular y remolcó dos carreras.

El toletero dominicano desapareció la pelota en el quinto episodio y mejoró el liderazgo de su equipo a 6-3, y por primera vez en casi un mes conectó tres incogibles en un partido.

Antes de iniciar la jornada tenía promedio de bateo de .136 en los últimos siete partidos disputados, y al concluir el juego lo deja en .243 en lo que va de temporada.   El cerrador venezolano Francisco Rodríguez (21) lanzó un episodio perfecto y se apuntó el rescate.

El receptor venezolano Robinson Chirinos no se quedó atrás en el poder de su bate y jonroneó para los Vigilantes de Texas, que vencieron 7-6 a los Astros de Houston.   Chirinos (9) pegó sólo una vez en tres enfrentamientos con el lanzador, y le desapareció la pelota del campo sin llevar corredores en el camino.

El venezolano está bateando para promedio de .428 con seis imparables, incluidos dos dobles, y un jonrón, en los últimos cinco partidos.

Por los Astros, el parador en corto puertorriqueño Carlos Correa (8) conectó dos veces en cuatro viajes al plato, incluido un vuelacercas llevando a un compañero por delante en la parte baja del noveno episodio y acercó a su equipo a sólo una carrera.

El boricua batea para promedio de .357 con cinco imparables, un doble, un jonrón y tres remolcadas en los pasados cuatro partidos.

En la derrota de los Diamondbacks de Arizona por 4-8 contra los Gigantes de San Francisco, el guardabosques venezolano David Peralta se voló la barda.

Peralta (9) mandó la pelota fuera del campo al conectar dos veces en cuatro viajes a la caja de bateo.   Su jonrón fue sin corredores en los senderos en el sexto episodio.

El venezolano suma 41 carreras impulsadas y deja en .276 su promedio de bateo en lo que va de temporada.

El receptor brasileño Yan Gomes pegó jonrón en el triunfo de los Indios de Cleveland por 9-4 sobre los Rojos de Cincinnati.   Gomes (4) sacó la pelota del campo e impulsó tres carreras.

Para Gomes fue su cuarto cuadrangular de la temporada y con sus tres impulsadas llegó 13 en lo que va de competición, dejando en .218 su promedio de bateo.

En la derrota el parador en corto cubano Alexei Ramírez desapareció la pelota del campo, pero los Medias Blancas de Chicago perdieron 6-7 contra los Reales de Kansas City.   Ramírez (3) conectó de vuelta entera al hacer cuatro viajes a la caja de bateo y pegó dos veces, en una de ellas mandó la pelota a la calle para empatar la pizarra 4-4 en el séptimo episodio.

El cuadrangular de Ramírez le detiene una racha de 58 partidos sin volarse la barda.   Su compatriota el guardabosques Yasiel Puig impulsó dos anotaciones en el triunfo de los Dodgers de los Ángeles por 4-2 sobre los Nacionales de Washington en el segundo partido de una doble jornada.

Puig remolcó dos de las cuatro carreras de los Dodgers al pegar dos veces en cuatro viajes a la caja de bateo.   El cubano llegó a 16 carreras impulsadas en lo que va de temporada y dejó en .276 su promedio con el bate.