Capital de Centroáfrica paralizada tras ataque a iglesia

BANGUI, República Centroafricana. La capital de Centroáfrica estaba paralizada el jueves y se oían disparos esporádicos en el centro de la ciudad, tras la muerte de 15 personas el miércoles en un ataque a una iglesia y una serie de enfrentamientos posteriores.

La mayoría de las carreteras que llevan a Bangui estaban cortadas por barricadas, levantadas en muchos casos con bloques de hormigón, neumáticos en llamas y pedazos de madera, y se veían columnas de humo negro en el cielo, en momentos en que un helicóptero sobrevolaba la capital.

Por primera vez desde hace un mes, se han levantado barricadas en las calles de Bangui. Los jóvenes que las levantaron afirmaban estar furiosos, tras lo ocurrido el miércoles, cuando según fuentes policiales y militares, al menos 15 personas, entre ellas un sacerdote, murieron y unas 30 resultaron heridas en el ataque a una iglesia por un grupo armado y los enfrentamientos que siguieron en un barrio céntrico de Bangui, habitado por musulmanes y cristianos.

Hombres armados irrumpieron en la céntrica iglesia de la Virgen de Fátima, cerca del barrio de mayoría musulmana de PK-5, y mataron a varias personas.