Cápsulas genealógicas

Rosa Duarte
Rosa Protomártir Duarte  y Díez nació el 28 de junio de 1820 en Santo Domingo, hija de Juan José Duarte Rodríguez y Manuela Díez Jiménez. Murió soltera en Caracas, Venezuela, el 25 de octubre de 1888. Era la hermana predilecta del patricio Juan Pablo Duarte y Díez.

Por su línea materna, Rosa Duarte tuvo cuatro tíos, Antonio, Mariano, José Acupertino y José Prudencio Díez Jiménez, considerados patriotas, ya que ayudaron generosamente a su sobrino Juan Pablo Duarte y Díez en sus gestiones independentistas. 

El  más importante aporte de esta hermana del patricio lo constituye su obra Apuntes De Rosa Duarte (publicada en 1970 por el Instituto Duartiano), una cronología de la vida y hechos de Juan Pablo Duarte.

Por estos apuntes sabemos que en 1841 Juan Pablo Duarte viajó a Caracas, Venezuela y que se hospedó en la casa de sus tíos Mariano y José Prudencio Díez; que el 24 de julio de 1843 fueron allanadas por el gobierno haitiano las casas del patricio y de su tío José Acupertino Díez en Santo Domingo; que el 10 de agosto del mismo año, Juan Pablo Duarte se hospedó de nuevo en la casa de su tío José Prudencio Díez, hogar que utilizó junto a sus compañeros exilados para conspirar, y que su tío Mariano Díez le enseñaba esgrima. Sin embargo llama la atención que no se refiere nunca en sus notas a los parientes por su línea paterna. Se ha aseverado que Juan Pablo Duarte tenía un tío que se radicó y dejó descendencia en la sección La Bajada, San Francisco de Macorís. Sin embargo, hay que consignar que Rosa Duarte no menciona nunca a esos presuntos familiares paternos. En ese sentido, es de observar que, conforme a las narraciones de Rosa Duarte, su hermano Juan Pablo, como delegado de la Junta Central Gubernativa, llegó a Cotuí el 24 de junio de 1844, donde permaneció hasta el 25, día en que salió para La Vega. Allí fue recibido por su amigo el Pbro. José Eugenio Espinosa y el Comandante de Armas de la plaza. Permaneció en La Vega hasta el 29 de junio, para  así complacer a sus amigos y al pueblo que con tantas demostraciones de afecto lo recibió.

¿No debió haber sido esa estadía en el Cibao una ocasión propicia para el patricio contactar o visitar a su supuesto tío Dionisio Duarte y motivarlo a integrarse a la lucha separatista? Y es que Dionisio no acudió a la municipalidad francomacorisana a jurar fidelidad a la Patria el 7 de marzo de 1844, como lo hicieron otros ciudadanos, cuando la ciudad del Jaya se proclamó a favor de la Independencia. Así se desprende de la ausencia de su nombre en las dos actas levantadas al efecto. Aprovechando su prolongada estadía en La Vega, ¿porqué el supuesto tío Dionisio no fue a saludar y felicitar al Padre de la Patria? Anteriormente a esto, en junio de 1843 Duarte confió a Ramón Matías Mella la labor de propaganda de su idea independentista en todo el Cibao. En el mes de julio de 1843, el prócer Mella se encontraba en San Francisco de Macorís recabando apoyo para la causa duartiana. ¿Porqué no contactaría Mella a ese presunto tío del Padre de la Patria para articular la adhesión de San Francisco de Macorís a la separación de Haití?

Hasta ahora, los descendientes de ese supuesto tío de Juan Pablo Duarte no han presentado prueba documental alguna que permita establecer la relación.