Cápsulas sobre el cambio climático (y IV- La Tierra)

Cápsulas sobre el cambio climático (y IV- La Tierra)

De todos los cambios climáticos, lo más inesperado pero más peligroso, son los terremotos y tsunamis, siendo el más mortal y devastador, las erupciones de los volcanes, cuya magma en forma de lava, arrasa y destruye todo lo que encuentra a su paso.

Los terremotos, cuya intensidad se mide en la escala de Ritcher, son producto del movimiento de las capas tectónicas, causando rompimiento de suelos y deslizamientos de tierra.  Estos riesgos geológicos generalmente causan graves daños motivado o por el carácter de improvisación que toman a la población de sorpresa y la mayoría de las veces, los ciudadanos no han planificado previamente las disposiciones o medidas que deben tomar para enfrentar el acontecimiento.

En la antigüedad, desde la Dinastía de los Ming en China, hasta la época de los griegos y romanos, se conocieron varios terremotos que en aquella época eran motivo de terror pues se desconocían las causas que los provocaban.  En 1755, la ciudad de Lisboa fue impactada por un gran movimiento telúrico, el cual se determinó que ocurrió por ondas en movimiento causadas por masas de rocas que se mueven millas por debajo de la superficie de la Tierra.

En el año 1906, la ciudad de San Francisco fue sacudida por un terremoto y el científico Harry F. Reid, elaboró la teoría del rebote elástico, que todavía sigue siendo la base de los modernos estudios tectónicos, siendo en los años de 1960, cuando se desarrolló la teoría de las placas tectónicas, lo cual permitió comprender fehacientemente la causa de los terremotos.

Dentro de las denominadas siete maravillas del mundo antiguo, se encontraban El Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría, ambos destruidos por terremotos, el primero en el año 225 y el segundo en el 800. 

Un terremoto de grandes dimensiones ocurrió en la ciudad de Lima el 28 de octubre de 1748 que duró varios minutos con posterioridad un tsunami arrasó el vecino puerto de El Callao, pereciendo más de cinco mil personas y desapareciendo miles más. 

El jueves 19 de septiembre de 1985, un enorme terremoto de 8.1 en  la escala de Ritcher  y cinco minutos de duración estremeció la ciudad de México.  La cifra oficial fue de 3,192 pero se estimó que más de 20,000 perdieron la vida y más de 250,000 quedaron sin viviendas.  Los daños materiales fueron calculados en unos 8,000 millones de dólares y se duró casi 10 años en la remoción de escombros.

El terremoto tsunami que asoló a Japón en la región de Tohoku  el 11 de marzo de 2011, 19,747 muertos.6152 heridos y 2556 desaparecidos.  Tuvo una duración aproximada de seis minutos.

En el Caribe, el volcán Soufriere de Monserrat, ha llenado de cenizas y vientos contaminados varias islas de las Antillas Menores.

Actualmente el volcán Cumbre Vieja en la isla La Palma en las islas Canarias, tiene más de un mes de erupción y los ríos de lava corren hacia el mar, devorando todo lo que se encuentra a su paso.  Esta erupción del tipo estromboliano, ha causado daños materiales a sembradíos de plátanos y el magma ha destruido viviendas en su paso hacia el mar.

Para terminar. El 4 de agosto de 1946, tuvo lugar en Nagua, un terremoto de 8.0 murieron unas 100 personas y más de 20,000 quedaron sin hogar.  Lo recuerdo bien, ya que estando en El Mamey, mi madre se arrodilló cerca de un almacén que se balanceaba peligrosamente y yo le suplicaba que se moviera, mientras ella imploraba:  “Misericordia señor”.

En el decenio de 1960 se desarrolló la teoría de las placas tectónicas

Un gran terremoto ocurrido en Lina en 1748 duró varios minutos

El volcán Cumbre Vieja lleva más de un mes de erupción en las Canarias

Publicaciones Relacionadas

Más leídas