Capturan 80 implicados en tráfico de armas incautadas a compañía de seguridad

Armas de fuego

La Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas investiga a 80 personas que fueron arrestadas durante allanamientos realizados a una empresa de seguridad privada, con sede principal en el Distrito Nacional, por estar implicadas en delitos de violación a la nueva Ley de Armas.

En un comunicado, el Ministerio Público explicó que los allanamientos fueron realizados de manera simultánea en la compañía de seguridad privada Guardianes Portorreal, S.R.L. (GUAPOSA), ubicada en el sector Los Restauradores, del Distrito Nacional, así como en Santiago, Bávaro, Puerto Plata y Barahona, donde personal de la empresa prestaba servicios.

Indicó que en las próximas horas procederán con el sometimiento a la justicia de todos aquellos contra los cuales se pueda establecer que violaron la referida normativa.

Las labores que dieron con la ocupación de las armas estuvieron a cargo de la Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas, la Fiscalía del Distrito Nacional, la Superintendencia de Seguridad Privada del Ministerio de Defensa,y la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) de la Policía Nacional.

Control de armas. La titular de la Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas, Maura Martínez, dijo que junto a la Superintendencia de Armas y otras agencias del Estado, desarrollan un plan para tener mayor control del manejo de las armas por parte de las compañías de seguridad.

“Las labores se desarrollan a nivel nacional en cumplimiento a los lineamientos trazados por el procurador general de la República, Jean Rodríguez, para el estricto cumplimiento de la legislación nacional en materia de armas”, sostuvo.

En tanto que el director ejecutivo de la Superintendencia de Seguridad Privada, general de brigada Amílcar Fernández Tejada, destacó y agradeció el apoyo del Ministerio Público para mejorar el control y la supervisión de las empresas de seguridad.

Señaló que cuando planteó esta situación al procurador general, de inmediato dispuso el debido acompañamiento y participación de la Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas.

Durante la operación también se incautaron 6 pistolas, 34 revólveres, 89 escopetas, varios vehículos, cuatro juegos de dados utilizados para alterar numeraciones, una prensa y una pulidora, además de varios pertrechos de armas de fuego.