Caram advierte sobre riesgos ve el FMI en la economía dominicana

17_02_2017 HOY_VIERNES_170217_ El País5 A

La expresión utilizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la transparencia impositiva que debería tener la economía dominicana en el contexto del lavado de activos, debería interpretarse como la sospecha de que el lavado de dinero encubierto fiscalmente contamina el sistema financiero en perjuicio de la economía.
Así lo afirmó Guillermo Caram, exgobernador del Banco Central, al analizar el informe presentado la semana pasada por el FMI sobre el desempeño de la economía dominicana y sus retos en términos fiscales.
“El comunicado del FMI menciona la “transparencia impositiva” relacionándola con “lucha contra el lavado de dinero…para preservar la integridad del sistema financiero”. Esto constituye una aseveración muy grave teniendo en cuenta el lenguaje cuasi-diplomático propio de un organismo multinacional, en que suelen estar redactados sus escritos”.
Al referirse a otros aspectos del informe destacó que la entidad reconoce que los elevados déficits proyectados para el sector público consolidado presionarán la sostenibilidad de la deuda, lo cual debería encararse con una ampliación de la base tributaria y la simplificación del sistema impositivo.
“Con esta expresión el FMI está reconociendo que la tributación recae sobre pocos contribuyentes debido entre otras razones al mismo sistema impositivo, a la informalidad y negligencias administrativas, que el sistema tributario vigente es complicado, tanto como para estimular una evasión endógena y que no es equitativo, sino injusto”.
Caram también plantea que el comunicado sugiere que “la integración de responsabilidad fiscal…contribuirá a un mayor fortalecimiento de la disciplina fiscal”. Al formular ésta sugerencia implícitamente está señalando la irresponsabilidad con que se están administrando los recursos públicos y la debilidad de la disciplina fiscal, significando, en términos prácticos, la admisión de la indisciplina predominante”.
Asimismo explicó que coincide con el clamor popular y el reflejo de todas las encuestas, la advertencia que hace la entidad de que se garantice “un mayor crecimiento y mejores resultados en materia social” al reconocer que “los beneficios de un mayor crecimiento se han distribuido de manera desigual”.
“El comunicado del FMI considera reformas para “el fortalecimiento de las instituciones” como forma de encarar los “desafíos a la gobernabilidad”; implícita admisión de que las debilidades actuales obstaculizan que nuestra nación se haga gobernable; ingobernabilidad que puede llegar a afectar la preservación de nuestro sistema político así como de la paz y orden públicos”, afirma Caram.
Sobre el empleo. Al referirse a los planteamientos que hace el organismo sobre la necesidad de impulsar políticas que generen más empleos, Caram señala que esa meta no es alcanzable con los programas de mitigación implementados por el Gobierno a través de subsidios de corte populista y clientelista perjudiciales al desarrollo social y al crecimiento económico.
“El comunicado del FMI concluye abogando por fortalecer “la protección social…ampliando la cobertura del seguro social, abordando los desafíos del sistema público de salud y…la formalidad en el mercado de trabajo; males todos reconocidos por hacedores de opinión pública”.
En sentido general Caram expresa que el referido informe contiene elementos de gran valor para el relanzamiento de la nación y su preparación para encarar los desafíos que se avizoran, tomando en cuenta el contexto internacional que no debe quedar excluidos de su consideración por parte de hacedores de políticas públicas.