Cardenal: El ambiente político de RD es vergonzoso

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/AF660062-62E0-46E8-BA6E-1E8E90617156.jpeg

El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez dijo anoche que el ambiente político dominicano “es vergonzoso, muy lamentable y un caso perdido”.

El Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo aseguró que “la podredumbre es mucho más” cuando se entra al “profundo abismo” de la “administración pública”, donde estimó que hay corrupción y trasiego de favores.

Proclamó que en el panorama político es un caso perdido, no solo en lo que se refiere a expresiones de muy mal gusto, sino también de gente sin educación ni calidad humana.

López Rodríguez opinó que hay muchos jueces que deberían estar sentados en el banquillo de los acusados, porque se dejan sobornar o prevarican, con lo que cometen un acto de delincuencia.

López Rodríguez estimó que cuando esto ocurre, la autoridad del juez está hipotecada. Precisó que la autoridad tiene que estar en condiciones de señalar una trasgresión y que muchas autoridades no tienen capacidad para eso.

Para el prelado, en el campo político siempre es muy fácil acusar al gobierno anterior y a la oposición de todo lo malo en la administración pública, sin que las autoridades actuales reconozcan el pecado propio.

El Cardenal habló en el programa Fe y Acontecer que conduce por Televida, canal 41, en compañía de Miguel Franjul.

[b]POBREDUMBRE EN LA RADIO[/b]

Asimismo, el Cardenal instó a las autoridades de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía sancionar a los individuos que en la radio inducen a tomar drogas.

Recomendó que se actúe y se denuncie a quienes motivan el consumo de sustancias prohibidas sin importar quién sea.

Dijo que si la sociedad está mal, estará peor mientras aparezcan quienes defiendan esas actuaciones.

Insistió en que la situación es consecuencia de la desarticulación familiar, la crisis matrimonial, la carencia, la inseguridad, el desempleo, la violencia, el abuso y el hambre.

Exhortó a las autoridades a tomar controles de las vulgaridades que se dicen en la televisión y la insolencia que se escuchan en la radio, aunque se opongan quienes llamó defensores a ultranzas de la libertad.

El Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo dijo que los jóvenes son los más vulnerables.

Expresó la admiración que siente por los grandes santos, por el esmero que ponían en no pecar ni ofender a Dios.

López Rodríguez señaló que a pesar del progreso, se vive en un mundo inhumano.

Sin embargo, dijo que pese a lo que está en el ambiente, cada quien puede comenzar a aportar un poco de amor para cambiarlo. Manifestó que todos somos pecadores, pero que algunas personas creen que acusando al otro se consideran inocentes y descargan su conciencia lanzando sobre el otro la culpa.

Puso como ejemplo las acusaciones entre los padres y los hijos, así como la que se produce mutuamente entre esposo y esposa.

Sostuvo en el plano laboral y económico son requetesabidas las dificultades y conflictos entre empleadores y obreros, donde uno acusa al otro de no trabajar y el otro de que no paga suficiente y de que es injusto.

Indicó que en la escuela, la dirección acusa a los alumnos y estos a los maestros, mientras que los profesores acusan a la dirección, lo que demuestra que siempre se está en un juego tratando de justificarse.

Consideró que es obvio que hay muchas cosas mal hechas en los niveles de la familia.

Afirmó que nadie tiene capacidad para juzgar a otro, ya que entiende que eso es competencia exclusiva de Dios, por ser el único que conoce integralmente a la persona, con esos condicionamientos psicológicos de que hable antes y sus limitaciones también; por consiguiente, el único que puede medir la responsabilidad y la culpabilidad de cualquier acto”.