Cardenal llama sacerdote a obedecer

POR LUIS M. CARDENAS
El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez desautorizó ayer los pronunciamientos en su contra y contra la Iglesia Católica, emitidos por el sacerdote salesiano Rogelio Cruz, lo que consideró como un atrevimiento del religioso.

Monseñor López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo, al hablar luego de encabezar una eucaristía en la Catedral Primada, al conmemorarse el 40 aniversario del Movimiento Familiar Cristiano, calificó al cura de “fresco” y “atrevido” y lo instó a ocuparse de ser un buen sacerdote, obediente como los demás.

Manifestó que el sacerdote Cruz no tiene calidad para sus pronunciamientos, ya que la Iglesia Católica está trabajando en lo que hace y que lo que se escapa de su control, son las instancias de los gobiernos.

“Yo no le autorizo al señor Rogelio Cruz, no le autorizo a que esté con esos atrevimientos, como sacerdote que respeta la Iglesia a la cual él pertenece, es un fresco, un atrevido”.

Monseñor López Rodríguez sostuvo que ese sacerdote salesiano “no tiene ningún derecho de hablar tonterías”.

Expresó que ninguna institución ha trabajado en el país como lo ha hecho la Iglesia Católica en todos los ámbitos.

“Rogelio no tiene mucho que decir, que primero sea un sacerdote obediente a su congregación salesiana y después hablaremos. Eso es lo primero que tiene que hacer”, sostuvo el cardenal López Rodríguez.

Manifestó que por lo visto, al parecer, el único que vale es el cura Cruz, “el único sacerdote digno que hay en la República Dominicana y hay que dejarlo con su opinión”.

Expresó que hay que ser un poquito más serio porque ese cura tiene el concepto de que es el único sacerdote que hay en la República Dominicana, “y eso no es así”, y reiteró que no acepta esa posición del religioso.

Destacó que el sacerdote Cruz es salesiano, a quien se le dio un destino el año pasado, razón por la cual se le pidió un año de estar en Nagua, pero que no sabe que harán con él sus superiores salesianos.

Entiende que los superiores deberán tomar una decisión luego de que se le diera una obediencia y entonces tendrán que abtenerse a eso, o dejar la congregación.

El sacerdote Cruz consideró que el cardenal López Rodríguez no representa los intereses de la mayoría del pueblo y que “está totalmente desligado de lo que es la realidad del pueblo pobre dominicano”.

“Hay mucha corrupción, complicidad con los políticos y militares, mucha maldad y miles de cosas dentro de la iglesia”, dijo Cruz.