Cardenal pide medidas drásticas contra crimen

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/9D1EBC03-BF64-4C53-9B3C-68831AFA273E.jpeg

POR FERNANDO QUIROZ
El crimen organizado que se ha desatado en el país es una “salvajada inconcebible”, consideró anoche el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, quien pidió a las autoridades que combatan esas acciones de manera drástica “no con piropos ni caricias” para poder impedir que la Nación caiga en manos de los bandoleros.

“Yo soy el primero que no quiere violencia, pero frente al que está creando violencia no hay más remedio que aplicar violencia para poderlos controlar”, expresó el arzobispo de Santo Domingo.

López Rodríguez pidió detener a los que están abusando, matando y desconsiderando personas, sin andar con “paños tibios”.

“Nadie quiere más la paz que yo, pero frente al que está abusando, matando y desconsiderando personas no hay más remedio que aplicarle la ley. La ley es igual para todos”, precisó el prelado, quien fue entrevistado luego de oficiar una misa en la Catedral en ocasión de la declaratoria de “Héroe Nacional”, al líder del “14 de Junio”, Manolo Tavárez Justo..  

López Rodríguez respondió preguntas a propósito de la preocupación de varios sectores de la sociedad que observan acciones de crimen dirigido, como el caso de un asalto a un autobús de turistas en Puerto Plata, perpetrado por personas armadas, con los rostros cubiertos con “pasamontañas”. Además, la secuela de hechos registrados tras el atentado a tiros contra el periodista Euri Cabral, con el más reciente caso del asesinato del sargento policial Ramón Darío Cabrera (Cabrerita), en Santiago, a quien le propinaron 29 balazos con armas automáticas. “No se puede dejar que el país caiga en manos de bandoleros, para eso está la autoridad, y yo entiende que ha habido circunstancias históricas en otros países en los cuales han tomado medidas con ciertas exigencias, drásticas…”, indicó López Rodríguez.

PREFIERE ACCION

El Cardenal también manifestó que espera que el nuevo Código Procesal Penal no sea un motivo para evitar que la justicia funcione contra la corrupción, tras advertir que si ha habido hechos delictivos  “que se investigue lo que haya que investigar”,  pero que lleven a los imputados ante los tribunales “y ojalá haya buenos  jueces”, con capacidad, autoridad y valor para imponer la ley.

Informó que ha estado conversando con varios abogados para tratar lo relativo a la aplicación del Código Procesal Penal, y entiende que es cuestión de un procedimiento distinto, para respetar los derechos de las personas que supuestamente delinquen.

“Antes se decía arbitrariamente: ¡tránquenlo!, y después ya veremos lo que pasa”, manifestó

Y agregó: “Yo personalmente prefiero que si hay hechos delictivos claros, pues que no andemos con paños tibios”.

CORAZON HUMANO

“Yo entiendo que el problema principal está en el corazón humano, aparte de las realidades, que sabemos todos, hay que solucionar por el orden de la justicia”, señaló López Rodríguez. Insistió en que hay que reconocer que la violencia está ante que todo el corazón humano. “El violento es una persona que está aprisionada por pasiones, es una persona que necesita matar, vengar y estar continuamente creando conflictos”, añadió.

Entiende que hechos de la delincuencia y los conflictos que se han registrado preocupan a todos. “Por eso los obispos hemos hablado, hemos hecho esa manifestación el pasado domingo, a favor de la paz, contra la violencia”.