Cardenal ve iguales gobiernos civiles y militares

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/0933D634-BEFE-4D34-A6A7-C0FC420BF5EE.jpeg

POR LUIS M. CARDENAS
El arzobispo metropolitano de Santo Domingo Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez sostuvo ayer que los gobiernos civiles en Latinoamérica han sido tan perversos como los militares con la diferencia de que en los últimos no hay represión militar.

Dijo que no le extraña que más del 50% de los habitantes de Latinoamericana prefieran o aceptarían un nuevo sistema de gobierno que no fuera la democracia porque no funciona en muchas cosas.

En su homilía en la Catedral durante una eucaristía en conmemoración del 40 aniversario del Movimiento Familiar Cristiano manifestó que esa posición de la gente se manifiesta porque desean que se le garantice cierto bienestar que la democracia no ha sido capaz de ofrecer.

Dijo que en América Latina, desde México hasta Argentina, en todos los países ha crecido sin excepción la brecha entre ricos y pobres, por la pobreza continúa agravándose.

Planteó que una familia con precariedades carece de estabilidad y de garantías para la manutención y educación de sus hijos.

Advirtió que son estas situaciones que preocupan.

López Rodríguez dijo que le preocupa porque en todo el Continente hay mucha gente que se siente defraudada por la democracia, y que incluso en un país que parecía más sano, como Costa Rica, ahora tiene dos ex presidentes sometidos a cuestionamiento.

Estimó que los dirigentes políticos tienen que darle a los pueblos de América una razón más para creer en la democracia.

Dijo que hasta ahora lo que se le ha ofrecido como democracia no es una respuesta a sus necesidades y sus problemas, razón por la cual una encuesta establece que el 51% de la gente aceptarían otro sistema de gobierno que le garantice un sistema una vida más estable.

Sin embargo, advirtió que esto no significa que los latinoamericanos prefieran volver a los dictadores sino que lo que plantean es que haya solución a los problemas.

Explicó que en todo esto el problema es fundamentalmente es de tipo moral.

Dijo que en una encuesta que conoció en Bogotá hace a penas dos o tres meses el 51% de los latinoamericanos preferirían o aceptarían otro tipo de gobierno que no fuera el democrático con tal de que le garanticen cierto bienestar.

Esta zona del mundo, dijo, en los años 20, 30 y 40 del siglo pasado esto fue “un predio de dictadores”, incluyendo la República Dominicana por 31 años.

Explicó que todos esos dictadores y estilos de gobiernos fueron superados porque la gente quería un estilo de gobierno distinto, pero que los gobiernos civiles han sido tan perversos como los militares.

LA FAMILIA

El cardenal López Rodríguez advirtió que el futuro de la familia dependerá de la juventud.

Dijo que cree en la familia ya que procede de una familia muy numerosa y que se reúne cada dos meses.

Exhortó a los feligreses a creer en la familia a pesar de las todas las corrientes en contra que tienen.

El mundo se empeña en ir por otros caminos, pero entiende que va al despeñadero mientras más se desprecia, se desconoce, se trabaja en contra de la familia.

El Cardenal dijo que sin una estabilidad familiar la sociedad no irá a ningún lugar, porque la persona no se realiza como persona, ni la educación de los hijos se garantiza.

El futuro de la República Dominicana, estimó, dependerá  de que se sea capaz de darle a la familia el puesto que le corresponde.

Entiende que hay que trabajar mucho en la educación de la familia, darle oportunidad para que la gente trabaje y se tiene mucha obligación en ese sentido.

Destacó que hay muchos matrimonios que se lograron salvar con los trabajos pastorales del Movimiento Familiar Cristiano que conmemoró 40 años.

Expresó que 100,000 sacerdotes han dejado el ministerio después del Concilio Vaticano II y que la iglesia entró en el momento de revisar sus experiencia.

Explicó que toda la iglesia entró en un proceso de revisión de su estructuras, experiencias y realidades.