Cardenal y arzobispo dicen fracaso huelga indica pueblo desea diálogo

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/6D405213-F7E9-4F3C-908F-740EEB4DEB14.jpeg

Por YNDIRA CONCEPCIÓN
El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez y el presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, atzobispo Ramón Benito de la Rosa y Carpio, coincidieron ayer en afirmar que el fracaso de la huelga de 48 horas convocada por organizaciones populares es una lección de que el pueblo dominicano ha aprendido que la mejor manera de solucionar los problemas es a través del diálogo y la concertación.

De la Rosa expresó que “es una lección para todos los gobiernos de que el pueblo dominicano está aprendiendo cómo llegar a sus metas de manera democrática y tratar exigencias que no necesariamente tiene que ser ni   con la violencia ni haciendo daño pero si empujando el carro hacia donde tiene que i esta es una lección para el gobierno central y para todos los gobiernos”.

“Las huelgas siempre traen daño, por eso siempre que se hacen hay  que medir el bien que se quiere conseguir con el daño que se va a hacer. Se ve que la población ha dicho ahora que una huelga haría más daño que bien, por eso se ha desinflado”, indicó.

Consultados sobre la reforma fiscal propuesta por el Presidente, De la Rosa y López Rodríguez coincidieron en abogar para que la rectificación fiscal no afecte a los más pobres que ya no pueden hacer más sacrificios.

López Rodríguez manifestó que “tenemos que hacer todos algún tipo de sacrificio, el Presidente ha dicho que va a revisar el proyecto, entonces vamos a esperar a ver que cosa se trae, pero ciertamente hace falta que todos entremos en algún tipo de sacrificio”.

“Exceptuando las personas que ya no pueden sacrificarse más, porque ya están muy sacrificados, que son los más pobres. En ese sentido le pedimos al señor Presidente que se haga el extremo esfuerzo para evitar que la gente pobre sufra más de lo que está sufriendo”, dijo.

Los altos eclesiásticos emitieron sus declaraciones durante  la misa de celebración del 25 aniversario de la investidura de López Rodríguez como arzobispo metropolitano de Santo Domingo, al que asistieron funcionarios del gobierno y representantes de la iglesia de diversos puntos del país.

Entre los representantes del ejecutivo que acudieron a la Catedral Primada de América estuvieron el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, la primera dama, Margarita Cedeño de Fernández, Angelita Sanz de Salcedo, la secretaria de Educación, Alejandrina Germán, el fiscal de la provincia Santo Domingo, Perfecto Acosta; Amable Aristy Castro, entre otros.

LA CELEBRACIÓN

Con una solemne misa, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez celebró sus 25 años de  investidura como arzobispo. López Rodríguez fue nombrado el 16 de noviembre del 1981 y asumió su  cargo el 19 de diciembre de ese mismo año, durante un solemne acto en la Catedral Primada.

“He querido convocarles para este fecha para dar gracias a Dios por mis 25 años de ministerio episcopal en esta queridísima Arquidiócesis de Santo Domingo”.

“Cuando comencé en mi Episcopado no pasó por mi mente este nombramiento. Estaba muy empeñado en la organización de la Diócesis que se me había confiado pocos años antes. Cuando fui sorprendido por el Santo Padre Juan Pablo II al decidir mi traslado a esta sede Primada de América”, dijo.

Durante la celebración López Rodríguez anunció la puesta en circulación de la obra de su autoría “Mi vida Pastoral” en la que recoge su labor a través de sus 25 años de servicios como arzobispo, además de sus esfuerzos por la proyección y reorganización de la Iglesia.

El libro incluye tres de los temas más relevantes de la vida católica a lo largo de sus años de servicio, como el Primero y el Quinto Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América, el Gran Jubileo del año 2000 y el Nuevo Milenio, el  Tercer Plan Pastoral  y el Quinto Centenario de la Creación de Nuestra Iglesia por el Papa Julio II.