Cardenal y Vice encabezan marcha por la paz

http://hoy.com.do/image/article/34/460x390/0/0BAB8396-234C-4E1E-BB26-1D9A36F5C908.jpeg

POR ELIAS RUIZ  MATUK
La Iglesia Católica realizó ayer la  “Caminata por la Paz”,  que encabezaron el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez y el vicepresidente de la República, Rafael Alburqueque, actividad que contó con el apoyo de la población y de los principales dirigentes políticos del país.

No obstante, llamó la atención de los reporteros y de otros ciudadanos que observaron la marcha, que aunque se trataba de una caminata por la paz, abundaron los custodias que portaban armas largas y hasta metralletas uzi, para proteger a los dignatarios que asistieron a la actividad.

La seguridad fue estricta y numerosa en la que se sumaron la Policía, el Ejército y miembros de la Autoridad Metropolitana del Transporte (policías).

 También fue notoria la presencia de miembros de organismos de socorro como la Defensa Civil y hasta de la propia seguridad de la Iglesia Católica  miembros de la “Capellanía General de Prisiones”, a cargo de Fray Aristides Jiménez Richardson.

Con la inscripción en cartel del lema “Es tiempo de darnos la mano, es tiempo de esperanza”, iban al frente de la marcha, el cardenal López Rodríguez; el vicepresidente Alburquerque; el procurador general, Francisco Domínguez Brito; el fiscal del Distrito Nacional, José Hernández Peguero y el jefe de la Policía, mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez.

La marcha se inició a las 4:00 de la tarde en la intersección de las avenidas Máximo Gómez y 27 de Febrero y circuló por esta última hacia el Este, rumbo a la Plazoleta La Trinitaria; mientras otra parte de la marcha partía desde Las Américas hacia el oeste para encontrarse en ese lugar.

Durante la caminata, fue notorio que algunos dirigentes políticos se daban codazos para ir al frente.

Entre los políticos participantes estaban Hatuey de Camps, el senador Jesús Vásquez, Luis Acosta Moreta (El Gallo), en posiciones estratégicas, por lo que su presencia fue notoria.

Un joven con un cartel mostraba una fotografía publicada por la prensa, en la que el ex presidente Hipólito Mejía, el actual presidente Leonel Fernández y el ex candidato presidencial, Eduardo Estrella, se daban un abrazo por la paz.

Asimismo, fue notorio el cartelón de otro participante que mostraba una mordaza en la boca y varios letreros que rezaban: “La hora del perdón, la hora de la paz” y  “testimonio mudo”.

Muchos de los asistentes  no entendieron el mensaje y hasta se preguntaban por qué este cartelón llevaba también la figura del popular merenguero Wilfrido  Vargas.

La marcha tuvo un buen respaldo de la población, tanto participando en ella, como desde los balcones de sus viviendas.

 En la plazoleta La Trinitaria, donde confluyeron ambas marchas, esperaba un equipo de miembros de los organismos de socorro y de la propia Iglesia Católica, quienes acordonaron el lugar a fin de evitar aglomeraciones.

El locutor de noticias Claudio Nasco y la productora de televisión Alicia Ortega, fueron los anfitriones, luego de que “El Señor de los Festivales”, Niní Cáffaro, interpretó el Himno Nacional y se dio inicio formal a la actividad, en la que fue recitada la poesía de Pedro Mir, “Hay un país en el mundo” interpretada por Silvia Troncoso.

El niño Jorge Ismael Grullón fue quien rezó la oración por la paz, donde resumió muchos de los males que afectan al país desde los diferentes sectores de la sociedad.

Pidió a Dios escuchar la oración ante la petición de perdón de parte del pueblo, quien pidió también arraigar los valores fundamentales en el amor, la seguridad ciudadana, el trabajo y la paz.

Monseñor López Rodríguez cerró la actividad con un mensaje de consuelo.