Cardiólogos piden suplir fármaco bajar tasa muertes

22_09_2016 HOY_JUEVES_220916_ El País5 A

Médicos del departamento de Cardiología del Hospital Salvador B. Gautier demandaron ayer del Gobierno que salve la vida de más de 120 personas que podrían morir por infarto agudo del miocardio en los hospitales si no les suministran un fármaco que requieren cuando hacen el evento.

Plantearon que el Gobierno disponga la ampliación del programa de atención a estos pacientes a todos los hospitales de provincias, pues solo funciona en cuatro centros de Santo Domingo.

Los doctores Pedro García, José Reyes y Fulgencio Severino ofrecieron la información durante una rueda de prensa en la que señalaron que la extensión del programa para entregar las 1,200 ampollas del fármaco Tenecplase tendría un costo de RD$40 millones, pues el Estado compra en cantidades mayores.

Expresaron que son requeridos 24 frascos del medicamento por mes a cada hospital, para un total de 1,200 al año y con esto se bajaría en forma considerable la mortalidad hospitalaria, dijo el doctor Severino, quien estuvo junto a cardiólogos del centro.

El costo del fármaco sería de RD$66 millones, pero por el tipo de compras que se hace desde el Estado, quedaría en unos RD$ 40 millones de pesos en un año. El programa de Perfusión Coronaria con Fibrolítico está funcionando en forma exitosa en los hospitales Salvador B. Gautier, Francisco Moscoso Puello, Cabral y Báez y de las Fuerzas Armadas. Los medicamentos los suple el Programa de Medicamentos Esenciales (PROMESE).

En dos años del programa han logrado reducir la mortalidad por infarto agudo del miocardio, por lo que demanda del Gobierno la ampliación del mismo a todos los hospitales del país

Los resultados En los cuatro hospitales del país se han tratado 191 pacientes desde septiembre 2014 a 2016, se logró bajar la tasa de mortalidad a menos de 5%.
Al comparar con los mejores estudios de países desarrollados, como el recién publicado por los canadienses que encontró que en personas sin reperfusion la tasa de mortalidad fue de 15%, por lo que la reducción de la tasa de mortalidad absoluta fue de un 10%.

De esa cantidad de pacientes infartados sólo fallecieron cuatro; sin el tratamiento, la mortalidad habría sido de 28 personas, es decir, el programa logró salvar 24 pacientes de 191 tratados, implicó evitar una muerte por cada 10 pacientes tratados.

Edades Las edades de los pacientes tratados van desde 31 años, pero la edad promedio es de de 60 años. El 23% de los pacientes tiene menos de 50 años, el 50% menos de 60 años y el 74% menos de 70 años. El 72% de estos pacientes son hombres y el 28% son mujeres

Los centros El hospital donde más pacientes han sido asistidos es el Cabral y Báez, de Santiago, con 46%, seguido del Salvador B. Gautier con 27%, Francisco Moscoso Puello, con 17%, y Central de las Fuerzas Armadas, con 9%.

La mayoría de estos pacientes son hipertensos, 60%, seguido por los que usan tabaco, 52%, y los diabéticos, 26%.

Relevante Un dato muy importante que habla de la concienciación de la población sobre los problemas del corazón es que el 76% acudió antes de seis horas al hospital.