Cariño y respeto:
El mejor regalo para papá

Buscar otras fechas:

Mañana es el Día de los Padres y será de gran alegría para las familias, especialmente para los hijos e hijas.

Ustedes, queridos amiguitos, seguro están preparados para celebrar esta fiesta tan especial en la cual se le rinde tributo a ese ser que, junto a mamá, es el responsable de tu existencia, lo que nos parece muy bien; sin embargo, lo más importante es el cariño y el respeto que le profesas siempre.

Desde temprana edad debes   reconocer lo que hace papá  para ti en lo que se refiere a tu crianza, educación y formación;  se preocupa por darte lo mejor de y sí  está a tu lado cada vez que lo necesitas.

Debes ser compresivo con él  y tomar en cuenta que cada vez que te aconseja lo hace porque quiere lo mejor para ti, así que escúchalo porque tiene más experiencia que tú de las cosas.

Si consideras que en algo no tiene la razón entonces, de manera serena, explícale por qué considera que está equivocado.

Siempre trata a tu padre con respeto, jamás le alces la voz y en todo momento exprésale lo importante que es para ti y lo mucho que lo quieres.

Si eres cristiano, y estoy segura que sí, debes tener en cuenta que el  cuarto mandamiento nos manda a honrar a papá y a mamá. Además, la Sagrada Escritura contiene numerosos pasajes que hablan del amor que debemos profesar a nuestros progenitores.

Por ejemplo, una de las cartas de San Pablo a los   Colosenses dice: “Hijos, obedeced en todo a vuestros padres, pues esto es agradable al Señor”

De igual manera,  en el libro de los Proverbios se lee: “Guarda, hijo mío, el mandato de tu padre y no desprecies la lección de tu madre…en tus pasos ellos serán tu guía; cuando te acuestes, velarán por ti; conversarán contigo al despertar”.

La verdad, que estos consejos son muy atinados e importantes,   por cuanto nos indican el respeto que debemos tener por nuestros progenitores.

 De igual manera, los adultos que ya han tenido la experiencia de ser padres están en mejor capacidad de entender el enorme caudal de sabiduría que encierran estas lecturas bíblicas.

De modo que, querido lector o lectora de Tinmarín, te exhortamos a que honres a papá y a mamá, no solamente ahora que eres un niño o una niña, sino  siempre. Tinmarín también se une a esta celebración y le dice a los padres de nuestros amiguitos ¡ felicidades!