Carretera de Luperón está casi intransitable

http://hoy.com.do/image/article/417/460x390/0/0E8DD233-0D48-43FA-A252-CC90AA528A74.jpeg

LUPERON, PUERTO PLATA. Llegar al municipio de Luperón es una agonía entre hoyos, hundimientos, pedazos extensos de tramos carreteros inservibles  y un desvío que intimida a los viajeros,  que se ponen en  manos de la  gracia divina, por el peligro que representa.

Allí no hay una sola señal de que existe el peligro, los transeúntes deben  advertirlo a muy poca distancia. 

“Gran parte de las vías fueron destrozadas por las  fuertes lluvias, y el puente que se derrumbó es de cuando la tormenta Noel, y desde ese tiempo está destrozado sin que ninguna autoridad  haga nada”, comenta  José Alfredo Villamán.

Dice que  el  pésimo estado se debe  a la falta de mantenimiento y  la dejadez de los munícipes.

Esta es una de las carreteras más descuidadas de la zona  y es la principal vía   que conduce desde la entrada de Imbert rumbo a la ciudad turística de Luperón, cuyos pobladores en varias ocasiones han denunciado el peligro que representa y la apatía de Obras Públicas. Ante la calamidad, su principal  fuente de subsistencia, el turismo,  se ve mermado  y se trunca su fortalecimiento,  las  huellas del problema se reflejan  en  la cantidad de negocios quebrados, hoteles cerrados, otros abandonados y  gente sin  trabajo.

Son innumerables los kilómetros de caminos vecinales que están debilitados en este  municipio y qué decir de su entrada principal.

La ciudad, aunque con  las calles descuidadas y abandonadas, luce tranquila  y limpia de basura, sin embargo sus caminos vecinales    no sirven ninguno, lo que crea otro malestar. 

Zoom

Con temor

Los munícipes argumentan que los turistas  se  desesperan y  atemorizan al momento de transitar por estas carreteras, por el peligro principalmente en  horas de la noche  y cuando llueve. Desde  Saballo, La Grúa, Vuelta Larga, es casi imposible, porque  existen 20 kilómetros de carreteras llenos de aberturas y perforaciones, en que el vehículo fácilmente cae.