Carretera de Samaná: propaganda engañosa

29_08_2015 HOY_SABADO_290815_ Opinión9 A

¿Qué es un anuncio engañoso? Es una promoción en donde por medio de artimañas y triquiñuelas se quiere inducir al usuario o al comprador, a beneficiarse de bondades a medias de algo, que de expresarse correctamente, no persuadiría a su adquisición o utilización. El mismo está severamente castigado por ley.
En los medios televisivos la mal denominada “Autopista del Nordeste”, o para que el Papa Juan Pablo II desde su tumba proteste el haber utilizado su nombre para esquilmar una de las regiones más paupérrimas del país -porque los beneficios del turismo- al igual que la empresa de servicio rutero, es la que se alza con el santo y la limosna. Amparándose en un contrato leonino, alevoso y de mala fe del cual participó indirectamente un alto funcionario del Gobierno anterior, que pretendió establecer cinco peajes en carreteras que él no construyó. Por eso, el peaje de La Penda, que costó 7 vidas, se tuvo que demoler en donde el Estado Dominicano perdió más de 35 millones de pesos. Nos preguntamos: ¿Cuánto se habrá pagado para que los legisladores vía maletín y los que prodigaron la incumbencia vía peaje sombra, otorgaran su aquiescencia para ejecutar esta carretera, tal y como lo hicieron inicialmente con la Barrick Gold, contrato en el cual tuvo que intervenir el Presidente Medina, porque el “honorable Congreso”, no se había molestado en leerlo.

¿Cómo es posible que en el anuncio de marras solo se promuevan las cosas positivas y se trate de confundir con una comparación irracional, en la cual se mide tiempo sin especificar la alta carga impositiva que debe versarse en cada uno de los tres peajes (Marbella, Naranjal y Guaraguao) sin contar el del Boulevard. No son seis horas sino cinco por el cruce de Piedra Blanca. Si usted toma esa vía, estará pagando solo 30 pesos en el peaje del Km. 25 de la Duarte. Entonces ¿Y la diferencia en dinero pagado para el peaje no cuenta? Para tener una idea, por Rincón Molenillo se paga por vehículo liviano RD$1,638,00; y que lo libre el Altísimo de que el modo de circulación no sea un camión de tres ejes porque este paga RD$6,154.00. La pregunta obligada es ¿Cree usted que por la vía normal gastaría esa enorme suma en combustible? Ni hablar. Iría más cómodo pero con el bolsillo esquilmado.

El Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones ha externado que ese contrato es un compromiso del Estado Dominicano y en tal virtud no puede ser enmendado. Razonamiento equivocado, cuando se comprueba que ha habido dolo y malas artimañas para lograr un propósito, la parte perjudicada tiene derecho a su revisión.

En nuestra entrega anterior hicimos una comparación con la Autovía del Este y la del Coral hasta Miches, se paga cinco veces menos y ahí si se va en una autopista segura de cuatro carriles y no dos con curvas y desniveles altamente peligrosos. Cabe recordar que esta compañía colombo-dominicana denominada Viadom se ahorró un montón de dinero en el tramo de Los Haitises que ya había sido abierto sin terminación y esa parte la incluyeron como gastos incurridos en la construcción. Como tienen el monopolio de unir con la Autopista Duarte, por un tramo de apenas 500 metros, en el peaje Marbella se debe pagar RD$55.00. Eso se llama eficiencia en el cobro, aunque sea abusivo.

Si el Estado Dominicano no encuentra un funcionario que le duelan los recursos económicos que estamos gratuitamente regalando, al cabo de los 30 años del contrato, el Gobierno habrá pagado el valor de la deuda externa en una carretera de segunda, sin protección con vallas a los lados y con animales sueltos para el deleite de los viandantes.

De vez en cuando voy a Samaná, pero después de haber calculado todo este dispendio en “peaje de oscuridad y tinieblas” que pagan los infelices que no tuvieron un Chapulín para defenderlos. Por tanto, de tener que visitar esta linda Bahía, me trasladaré por la vía que siempre lo había hecho y al final, la parte gananciosa será mi bolsillo.

Otro anuncio engañoso, se llega primero a Nagua, Cabrera y Río San Juan por la antigua carretera. Es hora que nos quitemos de encima este “complejo de Guacanagarix” que desde la Colonia si ha sido un “complejo sombra”. Los usuarios deberíamos unirnos y protestar vigorosamente contra este cobro abusivo para que bajen los precios del peaje a montos razonables. Así más viajadores se unirían a la utilización de esta vía, que aunque más cara, le reconocemos la ventaja de economía en el tiempo de viaje y un menor gasto de combustible, pero esto no compensa el monto total del peaje.

Por todo lo anterior, sería conveniente que se formara una Comisión Tripartita, en donde participara el Gobierno, transporte público y el privado, para que se lleve a cabo una evaluación real y alejar la posibilidad de que, por soberbia de Viadom, se llegue a graves consecuencias y se desaten las protestas, pacíficas o violentas.