CARTAS AL DIRECTOR
¡Agua!

Señor director:
Los moradores del municipio de Haina y el Distrito municipal El Carril nos hemos sentido olvidados por los gobiernos de turno. La deficiencia en el suministro de agua potable que data de muchos años nos ha hecho pasar muchas vicisitudes.

Nuestra población estaba desesperada porque el anterior director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA), ingeniero Roberto Rodríguez, realizó promesas durante los cuatro años del anterior gobierno que nunca cumplió.

De manera sorpresiva llegamos a recibir agua el día antes de las elecciones del 16 de mayo. Nunca más recibimos el servicio.

El pasado miércoles 7 de este mes, el director del INAPA, Víctor Díaz, visitó la zona y sostuvo un encuentro con decenas de dirigentes comunitarios, autoridades municipales y representantes de los industriales.

Es la primera vez que un funcionario de esa institución acude a nuestra comunidad para escuchar los inconvenientes confrontados.

Hay que valorar la iniciativa del nuevo incumbente. Los moradores de las comunidades afectadas depositamos en él nuestro voto de confianza en espera que cumpla con su palabra.

El director del INAPA, prometió resolver el problema del suministro de agua potable con la perforación de dos pozos adicionales, la instalación de tres equipos que fueron robados por delincuentes y el envío de camiones cisternas para suministrar agua de forma gratuita mientras se resuelve la problemática.

A través de los medios de comunicación nos enteramos que el funcionario inauguró ese mismo día una parte del acueducto de Haina para ofrecer el preciado líquido a más de 8 mil habitantes de las zonas Itabo, el 18 y Don Gelo.

Esta es una muestra de que Díaz y el gobierno de turno le da importancia a las dificultades que padecemos las familias que hemos carecido por años de ese servicio público tan importante para el desarrollo de las actividades cotidianas.

Esperamos que en poco tiempo nuestros meses de lucha que han cobrado la vida de personas en protestas callejeras comiencen a rendir sus frutos. De esta forma nuestra economía mejorará porque dejaremos de comprar el agua vendida por camiones privados y en botellón para nuestras necesidades.

Gracias por permitirnos desahogarnos por esta vía. El mejoramiento de suministro de agua potable se lo vamos a agradecer, también a los medios de comunicación que se hacen eco de los problemas de las comunidades.

Atentamente,