CARTAS AL DIRECTOR
De Educación

Señor director:
El personal administrativo y de apoyo de educación no tiene dolientes en ningún gobierno y está estresado desde el 17 de mayo, cuando anunciaron ganador al partido gobernante. Ese e”pa” fuera que van se convirtió e n una constante y el sufrimiento de esos empleados hasta la fecha es inenarrable.

De una vez asumieron el poder iniciaron las cancelaciones, pero pararon porque necesitaban votos para ganar en la Cooperativa de los Maestros. Funcionarios y profesores se reunieron con ese personal y les ofrecían dejarlos en los puestos si votaban por los candidatos del PLD, por eso consiguieron muchísimos votos y ganaron Distritos Cooperativos que nunca habían ganado. Quienes votaron por ellos con la esperanza de seguir trabajando se llevaron tremenda sorpresa.

Fueron vilmente engañados, pues después de la asamblea el viernes 15 les entregaron las cancelaciones el lunes 18, 19 y 20, con fecha del primero de octubre. Los de ese maquiavélico plan no son ni siquiera profesores y muchos menos maestros, los profesionales de la educación auténticos no participan en brutalidades, crueldades, impiedades y peor aún en violencia. Esto último es muy grave porque hay mucha por doquier para que funcionarios de educación estén generando más. Entregarles las cancelaciones después de haber trabajado más de la mitad del mes es un abuso insólito y sin precedente.

Engañados y estafados marcharon a sus casas, no sin antes maldecir a quienes parece ser ignoran: que donde hay odio, mentira y maldad, el progreso no se da. No es ocioso decirle a las autoridades que esa cartera debe ser la más transparente e incluso modelo de las demás. Las cancelaciones son masivas y algunas extravagantes, por ejemplo en la escuela Honduras donde laboré hasta el año pasado cancelaron 22 empleados. Ni siquiera se salvó el pobre Luis Antonio Suazo, fallecido hace 5 meses, también cancelaron a Arturo Alcántara; un mensajero con problemas graves de salud, a quienes le agilicé los papeles de la jubilación y lo envié al Distrito 15-02.

Las cancelaciones la firma el Director del Distrito 15-02, lo cual causa extrañeza porque la Circular número 54 firmada por la Secretaria dice: las remociones, cancelaciones y degradaciones tienen que salir firmadas de su despacho. Sin embargo el aludido director argumenta que de arriba le bajaron las listas de los cancelados con los sustitutos y el es un soldado que tiene que cumplir órdenes, por eso hace los telegramas y los firma. A mi humilde entender es un funcionario títere que cumple órdenes plagadas de injusticia y después no puede resolver.

Las autoridades de la SEE tienen que deponer esas actitudes que están robando la paz y la tranquilidad a la gran familia magisterial, el odio y la venganza anidados en el corazón de dirigentes de educación es un arma mortal, máxime en estos tiempos difíciles que vivimos. Cualquier maestro(a) debe saber que la Ley del Talión quedó abolida con la venida de Cristo, por eso con sobradas razones Mahatma Gandhi, premio novel de la paz decía: si aplicamos el ojo por ojo y el diente por diente, todos vamos andar ciego y sin diente.

No es ocioso decirle a los peledeistas, que la mayoría de este pueblo no votó por el PLD para que multiplicara las maldades que hicieron otros gobiernos. Y finalmente a los maestros(a) actores estelares junto a los estudiantes es bueno decirle que hay que aunar esfuerzo para promover la cultura de la paz y mejor aún priorizar el imperio de las leyes, si no lo hacemos caeremos en  un abismo, del cual nos será difícil salir y sucumbiremos como sociedad.

Atentamente,