CARTAS AL DIRECTOR
Fallidos, ¡ellos!

Señor director:
Habría que ver sin es un Estado viable, responsable, humanitario, aquel que prevalido de su grandeza, se mete en todos los asuntos que no le importan.

Sería necesario entender que es positivo y viable un Estado que manda a sus ciudadanos a guerras que solamente buscan ganacias futuras para satisfacer el afán de riquezas de los que fabrican las armas, los uniformes y todo lo que conlleva una confrotación bélica a todas liuces ingenricista en nombre de una democracia que solamente sirve, y ha servido, para aplastar al más chiquito.

Tendríamos que saber si un bloqueo inmisericorde y criminal contra una nación pequeña para solamente doblegar un gobierno, y que lleva más de cuarenta años sin resultados positivos, es la forma en que se debe comportar un estado viable.

Sería interesante saber si en una nación donde supuestamente existe la democracia, el trato discriminatorio contra las minorias es el pan de cada día, y en donde se matan y se atracan por segundos en donde la droga y todas sus consecuencias son objetos para reprimir naciones, sin buscar soluciones a lo interno, se puede asegurar que es una nación más de doscientos años después de fundada es viable y aceptable desde todo punto de vista.

Es bueno preguntar si una nación, todopoderosa ella, que coge piedras para los más chiquitos, que todavia tiene discriminación racial, con sus propios ciudadanos, puede estar hablando o mandar a públicar que otras naciones son fallidas.

Sería a todas luces justo que se diga el gasto militar, el gasto en un organismo como la Nasa, que día a día pierde credibilidad a lo interno y a lo externo, y lo que esa nación viable invierte en cada ciudadano digamos en medicinas, en educación y en vivienda por año.

Si es viable una nación donde el temor cunde en cualquier momento, por razones de haberse metido en una guerra que solamente les convenía a su afán de acabar con el petróleo de otros, para quedarse ellos como mercado único.

Si es viable la nación de la guerra fría, la de la caída del comunismo, la que se ha simentado en un inmenso mar de sangre, en donde existen todavia trabajadores en condiciones infrahumanas, y en donde ser negro, latino o propio es una especie de maldición.

Y por último si es viable una nación que tiene el grado de la más grande y poderosa del mundo, y se tiene un Presidente que dia a dia pone a los ciudadanos en apuros por sus cortos e inimaginables asesinatos al idioma inglés, para no mencionar su incapacidad, demostrada para dirigir los destinos del más grande y abusador imperio que desde Roma hasta nuestros días recuerda la humanidad.

Creo que nosotros no somos solamente un estado viable, sino que ellos, los amos del perro que nos ladró tienen mucho de fallido, para no utilizar otra expresión que los pueda pintar de cuerpo entero.

Atentamente,
Arturo Macarrulla