CARTAS AL DIRECTOR
Gas propano y salarios

Señor director:
El Diario Libre del día miércoles 1ro. del mes de septiembre del 2004 publica que los pobres serán los únicos beneficiarios del subsidio del gas licuado del petróleo.

Entre la subclase media, la media desapareció, y la baja, existe una muy frágil, vaga, vaporosa, tenue, confundible, imperceptible línea divisoria.

En cualquier barrio pueden aparecen personas de clase media alta, su subclase media y baja, lo que por fuerza y razón es necesario comprobar en el terreno el escalón social, previo a la concesión de la tarjeta.

El Banco Central establece un monto de RD$16,200.00 para que un núcleo familiar de 5 personas satisfaga los derechos humanos de alimentación, salud, educación, diversión, electricidad, teléfono y agua, por lo que RD$10,000.00 no es suficiente. Pocas personas aquí reciben este valor.

A RD$1,300.00 costará sin subsidio un tanque de 100 libras ó 25 galones; agregando aumento eléctrico, teléfono, derivados de la harina, 16% de ITBIS. ¿Es fácil comprar el combustible?

Todo aquel que no reciba por cualquier actividad que realice lo establecido por el Banco Central no tiene democracia.

En relación al reciente proyecto de aumento salarial, este viola el artículo 2 de la ley No.379 y el Derecho No. (no recuerdo) del ex presidente Mejía que dispuso su cumplimiento. Ni Antonio Guzmán que la promulgó, Jorge Blanco, Joaquín Balaguer y Leonel, lo dispusieron.

El artículo 2 como el Derecho establecen que jubilaciones y pensiones deben ser igual al monto, valor del sueldo mínimo que reciben los empleados públicos, que deben ser aunque sea de RD$5,000.00. Parece que los diputados, cosa que dudo, desconocen la existencia del Art. y el Decreto. Debe ser un olvido.

A mi humilde entender dicho Proyecto podrá ser posible de alguna acción judicial para su modificación y conformación a dicho artículo y decreto.

Hay más de 86,000 jubilaciones y pensiones, debido a que cuando a un presidente se le ocurra concederla, grava el fondo, el desfondado fondo civil, el fondo militar y policial es intocable.

Atentamente,

Rafael L. Contín Cuesta

——————————————————–

Sugerencias

Señor director:
Después de saludarlo de la manera más cordial, me permito solicitarle que sean publicadas en ese prestigioso periódico que tan atinadamente usted dirige, las sugerencias señaladas a continuación, hijas de la intranquilidad, falta de protección y seguridad para preservar nuestras vidas de la violencia, del crimen y de las enfermedades que por la enorme cantidad de basura existente en la ciudad capital y todo el resto del país pueda ocurrir, así como de cualquier otro inconveniente que se puedan presentar en los lugares donde residimos.

Dichas sugerencias son las siguientes:

1. Que se publique en los periódicos, preferiblemente en el más preocupado por las desgracias de nuestro pueblo, el matutino HOY, un listado de todas las juntas de vecinos y sus respectivos presidentes, conteniendo sus direcciones y teléfonos, de manera que cualquier persona sepa donde dirigirse a fin de que los problemas que afectan su barrio o ensanche sean corregidos a la mayor brevedad.

2. Que se publique diariamente los teléfonos de la Policía Nacional a los cuales se deba llamar para informar en caso de la ocurrencia de atracos, agresiones, violaciones. También debe darse a conocer los teléfonos de los cuarteles de bomberos, para que sean informados de incendios, ahogados u otras desgracias.

3. Que todos los habitantes cooperen con la Policía Nacional  informándole de la ocurrencia de crímenes, robos, violaciones y que se fijen en las placas de los vehículos que transportan a los delincuentes, así como también los rasgos físicos de los mismos, con lo cual coadyudarían a que estos criminales sean apresados en su mayor brevedad.

4. Que las personas amantes de la tranquilidad, de la paz, de libertad deben exponer ideas de como combatir la criminalidad que nos agobia a todos y que nos aleja de los amigos, de los hermanos, de los hijos y de los padres por temor de salir a la calle y encontrar en ella la muerte por actos vandálicos.

5. Exhortar a las personas con facilidades económicas colaborar con dinero para que la institución encargada de velar por el orden y la seguridad de los habitantes de todo el país puedan adquirir a la mayor brevedad posible los equipos que hagan más eficiente su labor. Quien suscribe está dispuesto a cooperar con tan noble propósito.

Le saluda con sentimientos de consideración distinguida,

H. Vinicio Mella E.