Cartas
Apuesta por Leonel

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/69D524CF-22EF-4CDB-9B45-AA446AEEA259.jpeg

Señor director:
Aunque resulte difícil de creer en un país presidencialista como el nuestro, donde un presidente se compara con un semi Dios, dispuesto a resolver las necesidades más resueltas, aparecen quienes ya pasado estos dos primeros años de su primer período inclina ya sus balanzas y apuestan a su entender por otro presidenciable que dentro del Partido de la Liberación Dominicana, apuesta éste a una nueva oportunidad.

Seríamos incapaz de negar la influencia, poder político y económico que sustentan la corriente dentro del PLD y entre algunos comunicadores de radio y televisión las aspiraciones del licenciado Danilo Medina Sánchez.

Como no soy peledeísta, me animo en este sentido a apuntar estos detalles y les señalo y advierto a los leonelistas y danilistas, sobre todo a estos últimos que como en el 2004 un posible escenario político electoral del 2012 en la oposición por estas aspiraciones a destiempo, no habrá un Partido Revolucionario Dominicano como el 2004 y mucho menos un Hipólito Mejía abonando el camino para un PLD en la oposición desde el 2008. Me explico: Talvez la estrategia del PLD del 2000 de no llevar al doctor Leonel Fernández como su candidato a la reelección, talvez por no estar contemplada en nuestra Constitución de entonces, ésta bien diera un resultado deseado.

Y precisamente aquí es donde señalo que presentado el escenario del 2000 el PLD pierde con Danilo Medina desde el gobierno como candidato, donde con lágrimas entre los ojos y la voz cortada en un hotel de la capital, muchos del PLD apenas aceptaban la derrota. Pasado este episodio, quien en su sano juicio pensaba que cuatro años después el mismo hombre que entregaba el poder al PRD lo recuperaría arrolladoramente. Sé que en esto el presidente Fernández apostó a sus años, no en vista del 2004 como sucedió por milagro, sino al 2008 donde un PRD gastado por ocho años de mal gobierno iría a colapsar por osmosis, pero este colapso llegó cuatro años antes, en el 2004, y el PLD y el presidente Fernández se crecieron en gloria y votos.

Hoy la Constitución de la República no prohíbe la reelección presidencial, aunque la limita por solo un período, y creo que por la coherencia y bienestar de mucha gente del PLD estos no deberían divorciar a los dominicanos de las ejecutorias del gobierno del doctor Leonel Fernández, y que ese sector importante y por qué no reconciliador del licenciado Danilo Medina espere el 2012 en el gobierno y no desde agosto 16 del 2008 en la oposición, y sin temor a errar, esperando el 2012 para que otra vez el profesor Leonel Fernández les salve con la campaña. No con cualquiera se gana como dicen… y si queremos una muestra podemos recordar las elecciones del 2000.

Y quiero señalar algo: los del grupo del licenciado Medina son incapaces de presentarle como precandidato sin etiquetarles los triunfo de esta administración del presidente Fernández….entonces, en qué estamos.

Ya para concluir quisiera confesarles algo: y es que se existe y se mantiene un grupo importante y firme en torno al presidente Leonel Fernández dentro y fuera del PLD que haría posible la reelección y es donde precisamente entran los aliados que juegan un papel de mayor significado porcentual al presentado en las elecciones del 2004; Ese casi 8% se encuentra hoy entre un 19 ó 23% que el doctor Fernández guarda solito en sus bolsillos como funcionaba el doctor Balaguer en sus tiempos, y a propósito de balaguerismo y reformismo, un porcentaje absoluto y mayoritario lo sustenta entre sus aliados los del Partido Reformista Popular.

Atentamente,
Wilfredo Caba R.